Estamos perdiéndonos la fiesta sin razón: Vicente Fox
Vicente Fox señaló que no hay razones para limitar el comercio lúdico del cannabis. Foto: EFE/ Centro Fox

Para el expresidente Vicente Fox, quien en los próximos días será el anfitrión de un encuentro entre empresarios impulsores de la cannabis y sus derivados, la postura conservadora del gobierno está fomentando que México se rezague en este mercado.

“Estamos perdiéndonos de la fiesta, inútilmente, sin ninguna razón. Yo creo que ya es indispensable avanzar porque México sí puede llegar a ser un mercado entre los 10 más grandes del mundo”, comentó el exmandatario emanado del ahora opositor Partido Acción Nacional (PAN).

El también empresario advirtió que hoy la industria está madura ya en diversos lugares, particularmente en Estados Unidos, Canadá, Colombia y Perú, por lo que empresarios de esos y otros países acudirán a la cumbre el 19 y 20 de octubre en el Centro Fox, ubicado en San Cristóbal, Guanajuato, cerca de la ciudad de León.

Las compañías internacionales, agregó, “están a la búsqueda de distribuidores, de asociaciones estratégicas, de alianzas, y por tanto hay muy buena manera de hacer negocio participando en este evento”.

La Cumbre Canna México ocurrirá un año después de que la Suprema Corte de Justicia de la Nación declarara inconstitucional, en junio de 2021, la prohibición del uso lúdico de la marihuana en México. También se cumplen cinco años desde que el Congreso aprobó el uso medicinal del cannabis en 2017.

Pero Fox lamentó que la regulación en México “todavía tiene muchas sombras, muchas áreas que no se han animado a regularizar y, por tanto, hay partes de la industria que están truncas, y no se puede desatar la industria, la inversión, el desarrollo tecnológico”.

El exmandatario consideró que parte de la resistencia a legislar en el Congreso y a regular en la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios se relaciona con la postura del presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador, quien se muestra conservador en el tema.

“Al final así es y lo tengo que decir con todas sus letras, pero que haga una encuesta, que se dé cuenta de que la opinión pública ya no está en contra de este producto, que la opinión pública está en contra de la violencia”, sostuvo.

Por ello, el político y empresario prometió mucha información y mucha actualización en el rubro médico, con novedades sobre las enormes ventajas que vienen de formulaciones del cannabidiol.

A la cumbre irán especialistas de Tec Salud, la rama médica del Tecnológico de Monterrey, y empresarios que compartirán las innovaciones que han ocurrido tras la legalización medicinal en regiones de Estados Unidos, Canadá y Europa.

“La idea es darle a la Cofepris los elementos para que proceda. No hay ninguna razón para estar deteniendo esto, lo único que está sucediendo es que perdemos inversiones, perdemos empleos y perdemos ingresos fiscales”, remarcó. 

El exmandatario admitió que hay muchas fantasías sobre el mercado de la marihuana, que no es aquella panacea, aquella búsqueda del oro y las ganancias extraordinarias y exorbitantes.

Aún así, afirmó que “ciertamente será un sector económico muy importante en el acuerdo de libre comercio, una vez que México termine su proceso de legalización.

“Dar cifras sería un poco alegre, pero ciertamente es una industria multimillonaria en dólares”, dijo.

Por ello, vio verdaderamente inexplicable que el Congreso no expida una legislación pese al fallo de la Suprema Corte y que la Cofepris no tenga un reglamento que permita aprovechar toda la cadena de la marihuana medicinal.

“El lado lúdico ya no es de espantar a nadie, no se trata de viciosos, de drogadictos, como luego se le pone la etiqueta a esta industria. Es un relajante como puede ser un buen tequila, tomado con moderación”, argumentó.

El expresidente aseveró que él se interesó por el tema hace 20 años, cuando gobernaba México, por la seguridad. Por eso, pidió a los legisladores ver la parte maravillosa de la industria y no la oscura.

“Hoy ya arrebatamos esta maravillosa plantita a los criminales, a los capos, a los carteles, y se puso en manos de empresarios, de agricultores, de ejidatarios, de campesinos, de farmaceutas, de personas que van a hacer buen uso de esta planta”, concluyó. 

Con información de EFE