El vino no intimida, las personas que lo presentan sí: Miguel Ángel Cooley
No dejarse intimidar por los términos complicados es necesario para iniciar en el mundo del vino. Foto: Twitter / Asociación de Sommeliers Mexicanos

Poco a poco, el vino va ganando adeptos entre personas de distintas edades y regiones del país, convirtiéndose en una bebida de moderación cada vez más común en eventos populares, pero acercarse de una forma correcta a él no siempre es fácil.

Las diferentes categorías, denominaciones, orígenes e incluso las particularidades de su servicio hacen del vino un tema que puede ser apabullante para quien se acerca por primera vez a este mundo. Sin embargo, Miguel Ángel Cooley, presidente de la Asociación de Sommeliers Mexicanos, aconseja no dejarse intimidar por el caudal de información en torno a él.

“El vino no intimida. Lo que intimida son las personas que lo presentan, entonces, que no se preocupen. Yo sé que hay sommeliers, enólogos, viticultores, export managers, expertos entre comillas, que tienen un lenguaje muy rebuscado y no permiten desenvolverse con tranquilidad y con seguridad. 

“El vino por sí mismo tiene su propio lenguaje, que lo vayan descifrando ellos y mi recomendación es que no se intimiden, que pregunten, que se levanten, caten, que se den cuenta que ninguna pregunta sobra”, explica Cooley.

Con una amplia experiencia como restaurantero al frente de espacios como Brasserie Lipp y La Gloutonnerie, Cooley recomienda acercarse al vino no solo desde el aspecto de la degustación, sino también a través de la literatura y la investigación que lo rodean.

“Creo que la mejor manera, tanto para principiantes como para expertos, es catar, para empezar, y de ahí recomiendo mucho leer, comenzar a involucrarse en la literatura, poquito a lo mejor en la geografía de la vinicultura mundial”, detalla el sommelier.

Una de las grandes ventajas, remarca Cooley, es que actualmente existen muchas alternativas para iniciarse en el tema del vino, tanto en restaurantes como en lugares especiales donde se ofrecen catas guiadas.

“Hay muchas catas, hay muchas propuestas para clientes en todo México en muchos espacios. Y después de todo eso, les recomiendo valorar si desean cursar el diplomado en la formación del sommelier”, el cual es una etapa profesional, añade.