La jornada electoral inicia en

Cuando Guillermo del Toro aún estaba filmando la historia de Pinocho, su equipo de producción contactó a los curadores del Museo de Arte Moderno (MoMA) en Nueva York para invitarlos a visitar los estudios Shadow Machine en Portland y que conocieran el proceso de la realización.

Ron Magliozzi, curador de cine en el MoMA, conversó con La-Lista sobre la planeación de la exhibición Guillermo del Toro: Crafting Pinocchio, la cual muestra el proceso de creación de la película, de cada títere, de los escenarios, de la organización y el proceso de animación que conviven en el mismo museo con trabajos de Picasso, Van Gogh y Matisse.

“Fue una oferta de Netflix. El Museo ha realizado exposiciones de animación durante muchos años y varias de gran envergadura. Hicimos una exhibición de Pixar en la que trabajé en 2004, y luego hicimos una exhibición de Tim Burton en 2009, los hermanos Quay en 2012. Y de Netflix, llamaron y dijeron: ‘¿Les interesaría ir a visitar el set de Pinocho, a ver si creen que hay una posible exposición para el Museo?’ Y lo hicimos, lo hice con mi compañera de trabajo Brittany Shaw, volamos a Portland, y luego conocimos a Guillermo y Mark Gustafson, los directores. Ese fue el comienzo”, comenta Magliozzi en entrevista.

La exhibición incluye los títeres y marionetas originales de la película, las decenas de caras con distintos gestos de Pinocho, y hasta un muñeco completamente desmembrado para mostrar cómo opera cada uno de los mecanismos.

Guillermo del Toro en el MoMA: la exhibición de cómo se hizo Pinocho - Pinocho-Guillermo_delToro_Nadia_Sanders-IMG_0572-960x1280
Foto de Pinocho, por Guillermo del Toro, en el MoMA de Nueva York. Foto: Nadia Sanders.

Conforme se avanza en la exhibición se pueden ver decenas de muñecos y títeres, los personajes de la aldea, el sacerdote, los otros niños, los ángeles de la muerte y de la vida que acompañan a Pinocho, la ballena en la que acaba atrapado hasta que su nariz crece como la rama de un árbol para poder escapar y la misma morgue en la que el héroe es declarado muerto por primera vez.

Magliozzi explica que después de hablar con el consejo del MoMA, él y Shaw volvieron a los estudios de Shadow Machine en abril de 2022 y tuvieron la libertad de comentarles qué debían conservar, no para hacer una exhibición sobre la película sino sobre el proceso creativo de su realización.

“Necesitábamos hacer la exposición diferente de la película. No podría tratarse de la película en sí misma. No lo es, en cierto modo. Suena como una paradoja, pero tenía que ser sobre el proceso y el trabajo artesanal porque no habíamos visto la película. Vimos algunos cortes. Guillermo nos compartió algunas de las primeras versiones de la película, pero no vimos la película final, hasta después de la exhibición. Ya todo estaba lleno y cuando comenzamos a instalar la exhibición, finalmente vimos la película terminada”, comenta Magliozzi en entrevista por videoconferencia.

Guillermo del Toro en el MoMA: la exhibición de cómo se hizo Pinocho - Pinocho-Guillermo_delToro_Nadia_Sanders-IMG_0590-960x1280
El ataúd de Pinocho cuando muere y los oscuros conejos que los esperan jugando cartas en la exhibición Pinocho, por Guillermo del Toro, en el MoMA de Nueva York. Foto: Nadia Sanders.

Algo inédito para el MoMA, explica Magliozzi, fue contar con los escenarios a escala real de la filmación, donde se puede ver la cabaña de Gepetto, con el muñeco tirado al pie de la escalera de su cabaña mientras Pinocho es un títere maltrecho sobre su mesa de trabajo, junto a la ventana bajo la luz de la luna.

En tres secciones distintas del MoMA es posible ver ocho escenarios a escala real de la película, los tableros de organización y videos en time-lapse del proceso creativo que tomó años, incluso durante la pandemia, por lo que los creadores aparecen trabajando aún con cubrebocas; hay además una sección especial dedicada a la filmografía de Del Toro con proyecciones de los motivos que han sido recurrentes en sus películas,.

“Mientras hacían la película, les dijimos qué escenarios queríamos para la exposición. De lo contrario, no los guardan. No pueden, los destruyen todos. No guardan todo, solo guardan cosas seleccionadas, así que les ayudamos a decidir qué era bueno conservar. Caminamos por el taller mientras estaban trabajando en la película y señalamos cosas y decíamos: ‘queremos eso'”, recuerda emocionado.

Guillermo del Toro en el MoMA: la exhibición de cómo se hizo Pinocho - Pinocho-Guillermo_delToro_Nadia_Sanders-IMG_0653-1280x960
El escenario del ampo de entrenamiento en el contexto de la dictadura en Italia. Foto de Pinocho, por Guillermo del Toro, en el MoMA de Nueva York. Foto: Nadia Sanders.

El ver cómo se hizo la película no rompe la magia, todo lo contrario, muestra el proceso de creación y organización de cada escenario, de cada gesto y de cada títere, cómo luce el Cristo de madera sin un brazo que Gepetto deja por años sin remediar, el circo donde Pinocho se divierte con otras marionetas como la principal atracción y la aldea en el ambiente de Italia durante la dictadura de Benito Mussolini.

“Todo era muy artesanal, no había nada que ya estuviera hecho cuando lo trajeron, hicieron todo, hicieron la madera, hicieron la piedra, ellos… todo fue hecho a mano”, dice Magliozzi.

El curador vio la belleza en cada objeto, incluyendo el carácter translúcido de los mismos moldes con los que hicieron algunos personajes.

“Nos interesaba saber cómo se hacían los títeres, así que nos llevaron a los moldes que usaron para fabricar los títeres. Y luego descubrimos que Guillermo, al inicio de su carrera hacía moldes. Trabajó en un estudio haciendo moldes. Entonces, estaba muy emocionado cuando supo que queríamos los moldes y luego, en la exposición, colocamos una iluminación debajo de los moldes, son translúcidos, así que una hermosa luz pasa a través de estos”, comenta.

Guillermo del Toro en el MoMA: la exhibición de cómo se hizo Pinocho - Pinocho-Guillermo_delToro_Nadia_Sanders-IMG_0584-1-771x1280
En la foto se muestra uno de los moldes con los que fabricaban las marionetas de la película Pinocho, por Guillermo del Toro, en el MoMA de Nueva York. Foto: Nadia Sanders

Los Big Ass Puppets de Del Toro

Entre las decenas de figuras y marionetas hay algunas en miniatura, otras del tamaño de una figura de acción promedio y otras que solo lucen colgadas desde el techo, como un Pinocho gigante suspendido en el piso principal del MoMA, un punto perfecto para tomarse una selfie en contrapicada con el busto de Pinocho en el fondo. El detalle más sutil es que se trata de la figura en la que el grillo habita en un hueco de su pecho y se asoma alzando una pata en señal de saludo.

Guillermo del Toro en el MoMA: la exhibición de cómo se hizo Pinocho - Pinocho-Guillermo_delToro_Nadia_Sanders-IMG_0754-1-1280x739
Una escultura de Pinocho cuelga del techo del piso principal del MoMA, con el grillo en un hueco en su pecho. Foto: Nadia Sanders.

“Muchos visitantes no se dan cuenta de que cuando hacen una película de stop motion, cuando tienen un primer plano de Pinocho hablando con el grillo, el grillo es muy pequeño, así que tienen que hacer un versión grande del grillo para el primer plano, para que puedan usarlo. Y esos se llaman títeres BA. Guillermo los llama Big Ass Puppets [Títeres de Trasero Grande], los títeres BA. Eso es aceptable decirlo, así les llamamos. Y tenemos un grillo debajo de una jarra también en la galería de abajo, debajo de un martillo, ese es otro títere de BA y es muy sorprendente”, comenta el curador.

Guillermo del Toro en el MoMA: la exhibición de cómo se hizo Pinocho - Pinocho-Guillermo_delToro_Nadia_Sanders-IMG_0710-1-960x1280
Una figura del grillo atrapado en una jarra con un martillo encima es una de las piezas de la exhibición conocida como Big Ass Puppet, porque es mucho más grande de lo normal. Foto: Nadia Sanders

‘Yo puedo hacer eso’

Después de coordinar otras exhibiciones sobre películas animadas, Magliozzi comparte que algo que tenía claro Guillermo del Toro era que la exhibición fuera accesible tanto para niños como para adultos e inspirarlos a pensar “Yo puedo hacer eso”.

“Creo que es emocionante, especialmente para los visitantes más jóvenes, mirar las cosas en la exposición y pensar: ‘Yo puedo hacer esto, esto es algo que puedo hacer’. Y sé que Guillermo quería que la exposición fuera una inspiración para los niños, así que, instalamos parte de las piezas, muy altas, para adultos, y parte del arte, muy bajito, casi a nivel del piso. Y pensamos que podemos ver a los niños que vienen a la exposición sobre sus rodillas y manos viendo estos objetos y mirar a los títeres muy de cerca. Y sucedió, es muy gratificante”, relata.

Guillermo del Toro en el MoMA: la exhibición de cómo se hizo Pinocho - Pinocho-Guillermo_delToro_Nadia_Sanders-IMG_0581-1-1280x960
Pinocho, por Guillermo del Toro, en el MoMA de Nueva York. Foto: Nadia Sanders

La exhibición es también un espacio para compartir audiencias, ya que las personas que visitan el MoMA para apreciar las obras de artistas como Picasso, Vincent Van Gogh, Matisse o David Alfaro Siqueiros y Frida Kahlo también pueden conocer el trabajo de Del Toro y los artistas que trabajaron en equipo con él.

“Todos los medios que están representados en la colección del museo, la escultura, el dibujo y la pintura están representados en el mundo de Guillermo y el mundo y el cine de Guillermo. Y esa es la belleza de una exhibición como esta en el Museo de Arte Moderno porque trae visitantes que conocen mejor a Picasso y Matisse y llegan a conocer a Guillermo, y trae gente que conoce las películas de Guillermo o ama a Guillermo, y se luego llegan a conocer a Picasso y Matisse en los pisos de arriba”, dice entusiasmado Magliozzi.

La exhibición Guillermo del Toro: Crafting Pinocchio podrá verse en el MoMA hasta el 15 de abril. Su próximo escenario es el Museo de Arte de Portland, del 10 de junio a septiembre de este año.

“A Guillermo le gustaría venir a México y estamos trabajando en eso, así que no puedo decirlo oficialmente, pero eso esperamos”, anuncia Ron Magliozzi en tono optimista.

Síguenos en

Google News
Flipboard