La-Lista de recomendaciones para vender tu casa rápido y a buen precio
Imagen: Shahid Abdullah/Pixabay.

Tras un año marcado por el duro golpe dado por la pandemia y los esquemas de distanciamiento, el sector inmobiliario buscará en 2021 recuperar parte del crecimiento que se le negó en los últimos meses y parte de ello podría darse con los propietarios que buscarán vender su vivienda para blindar sus finanzas o cambiar de hogar antes los nuevos retos que enfrentarán con las nuevas modalidades de trabajo a distancia.

De acuerdo con una encuesta del portal Inmuebles24, el 53% de usuarios tiene dentro de sus planes para 2021 comprar o rentar una casa o departamento; otro 19% quiere cambiar de domicilio; 12% planea cambiar de ciudad y 9% piensa vender su vivienda.

Lee: “La gente compra en un mes lo que antes compraba en un trimestre”

Ante estas posibilidades, hay algunos puntos que deben considerase no sólo para vender la vivienda de manera rápida, si no también para obtener un precio justo o el mayor beneficio posible.

La Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) señala que hay cinco factores determinantes al momento de vender una propiedad:

  • Precio
  • Condiciones del inmueble
  • Propietario
  • Forma de pago
  • Localización

Algunos dependen de ti, pero otros escapan de tu control, así que tus esfuerzos deberán concentrarse en aquello que puedes (y debes) atender.

Tómate tu tiempo

Vender una casa no suele ser una acción de un día para otro, así que si ya tomaste la decisión lo primero que tienes que hacer es prepararla lo antes posible antes de sacarla al mercado. Tomarte un tiempo para ordenarla y hacer las reparaciones necesarias, no sólo incrementaría las posibilidades de venderla pronto, sino también de aumentar su valor.

Algunos consejos prácticos: mira tu casa y encuentra lo que te gustaría cambiar, como el color de la fachada, las ventanas, los pisos… Arréglala pensando en que alguien podría enamorarse de ella a primera vista. Eso podría acelerar la venta.

Pero ten cuidado. No olvides que la estás preparando para vender, así que no gastes demasiado, ya que podrías no recuperación esos costos de renovación si son elementos que los potenciales interesados no estén buscando.

Ten tus papeles en regla

Comprueba que todos tus documentos oficiales estén al día y en regla, esto te ayudará a respaldar que la vivienda es tuya y que se encuentra libre de gravamen.

Además de que la transparencia del proceso será un factor que facilite la venta y evitarás trámites que lo retracen. Es fundamental que, si la propiedad se encuentra bajo sociedad conyugal, compruebes que tu pareja y tú autorizan la transacción.

Te puede interesar: Así afectó la falta de movilidad al consumo en México durante la pandemia

Pon un precio justo, no sentimental

Ten en cuenta que la persona que busca comprar tiene una cantidad determinada y por tanto buscan propiedades en zonas que estén dentro de ese rango, por lo que un valor por encima de lo ofrecido en el mercado dificultará que puedas venderla.

Y la primera clave es que no le pongas un valor sentimental al inmueble, sino uno basado en la realidad y de acuerdo a sus características. Leonardo González, analista Real Estate de Propiedades.com, sugiere que lo mejor es ofertar tu casa al precio en tendencia de la zona, considerando el segmento y ciudad donde se localiza el inmueble.

La forma de hacerlo es a través de un avalúo y consultar los reportes de mercado inmobiliario, donde podrás consultar el precio medio de las viviendas en zonas similares.

¿Vender solo o con un experto?

La venta de inmuebles suele ser un proceso más complicado que poner un letrero de “Se vende”, esperar ofertas y cerrar un trato. Hay riesgos que pueden poner en riesgo tu patrimonio si no eres cauteloso. La recomendación generalizada es siempre contar con un experto, como un agente inmobiliario o un notario, para llevar en buen curso la transacción y evitar cualquier fraude.

De acuerdo con la Profeco, un punto básico al vender tu casa es no firmar ningún documento, contrato o promesa de compraventa inmediatamente. Para ello, debes buscar la asesoría de un notario para avalar que hay legalidad en el proceso.

“Al apoyarte en un agente inmobiliario, tendrás asesorías personalizadas sobre aspectos jurídicos y el comportamiento inmobiliario. Aunque implica el pago de un porcentaje de la venta como comisión, podrás evitar malas experiencias en el proceso”, señala el sitio Propiedades.com.

Además, este acompañamiento te permitirá saber a detalle los costos relacionados con la venta, es decir, los que serán deducidos del precio. Lo ideal es que estos los sepas antes de ponerle precio a tu vivienda, y no cuando ya tengas una oferta.