Corredoras profesionales hablan sobre el acoso en las calles
Rhiannon Linington-Payne, a la derecha, compite en un evento femenino de 400 metros en septiembre de 2020 en Manchester, Inglaterra. Fotografía: British Athletics / Getty

Un grupo de corredoras profesionales habló sobre el abuso y acoso que experimentan mientras entrenan en las calles y parques porque no pueden ir a sus instalaciones de siempre durante el confinamiento. 

Una corredora reveló que ya no se siente segura ejercitándose en público mientras que otra describió un incidente violento en el que le lanzaron una lata de cerveza vacía. 

Las mujeres, atletas de Gales, describieron sus malas experiencias después de que el gobierno galés relajó las reglas del confinamiento para permitir que un individuo se junte con otra persona de otra casa para ejercitarse localmente como respuesta a las preocupaciones de las mujeres que no se sentían seguras corriendo o caminando solas. 

Welsh Athletics trabaja con la policía del sur de Gales para explorar maneras de hacer las calles más seguras para las corredoras. 

No te pierdas: Marilyn Manson, acusado de violación y acoso sexual por varias mujeres

La corredora galesa de 400 metros Rhiannon Linington-Payne, de Cardiff, dijo: “He escuchado comentarios sobre mi figura, sobre la ropa que uso y el hecho de que es ajustada. Me han chiflado. Hay autos que desaceleran y la gente me agrede mientras corro. Me lanzaron una lata de cerveza vacía por la ventana de un auto hace tres semanas.  

“Es decepcionante que muchas mujeres experimenten cosas parecidas”, dijo Linington-Payne, quien es directora de competiciones en Welsh Athletics. “No solo pasa aquí en Cardiff o Gales sino en todo el Reino Unido. Me han contactado corredoras de Londres y de Manchester. 

“Este problema también va más allá del deporte. Es sobre que la gente respete a otros seres humanos a pesar de quiénes son o cómo se ven. Todos tienen derecho de hacer lo suyo y que no los molesten. Es más profundo que el deporte pero parece ser una experiencia común en el deporte”. 

Linington-Payne normalmente entrena en la pista. “Es un ambiente cerrado con gente que piensa parecido”. Actualmente solo los individuos clasificados como atletas “de élite” por Sport Wales pueden viajar para entrenar. Eso significa que algunos atletas de alto nivel y que incluso representan a Gales tienen que entrenar en las calles o parques. 

Ella dijo que no solo le preocupan las atletas profesionales sino las corredoras recreativas que también son acosadas. “Decimos que la gente puede salir a hacer ejercicio pero está oscuro y la iluminación no es muy buena en algunos lugares”. 

Lee también: ‘Ser mujer en Quintana Roo es estar condenada a una paraíso que huele a sangre’

Hannah Brier, una velocista de Gales y Gran Bretaña, de Neath en el sur de Gales, dijo que era irónico que no la dejaran ir a la pista por razones de seguridad pero no se siente segura entrenando en público. Ella ahora opta por usar ropa de entrenamiento más sencilla y suelta

Brier dijo: “Antes del confinamiento nunca corrí en la calle, porque siempre corría en la pista o entrenaba en el gimnasio. Estoy impactada por el número de comentarios inapropiados. 

“Hubo una ocasión en el verano en la que estábamos a 34 grados y yo entrenaba en shorts en calle, cuando pasó un auto, bajó la velocidad, me gritó algo sobre mis shorts y después se fue. Después vi que ese mismo auto dio la vuelta al final de la calle y regresó, mientras los que estaban dentro del coche gritaban cosas inapropiadas. 

“El auto dio tres o cuatro vueltas, y me hizo sentir muy incómoda. Tuve que llamar a mi papá para que me recogiera porque ya no me sentía segura entrenando sola o caminando a casa después de entrenar. 

“No es justo ni aceptable. Entre más gente hable y cuente sus experiencias, se escucharán más voces”. 

Lauren Williams, una vallista de 400 metros de Powys, centro de Gales, dijo que fue reciente que se sintiera insegura al entrenar. Ella también ha recibido comentarios de que su ropa es muy reveladora. Ella tuiteó: “Espero que al hablar de esto veamos cambios y las mujeres se sientan más seguras de salir y ejercitarse en público”. 

Te recomendamos: La disculpa de GitHub por despedir a empleado que advirtió sobre ‘nazis’ en el Capitolio

James Williams, el director ejecutivo de Welsh Athletics, dijo que trabaja con la policía del sur de Gales para promover una campaña llamada Exercise our Freedom. Él dijo: “Defendemos el derecho de entrenar y disfrutar el ejercicio, todos deberían poder hacerlo sin el temor de comentarios ni comportamientos no solicitados.

“El Covid hizo que los ambientes normales y seguros de entrenamiento se remuevan, los corredores ya no pueden entrenar en grupos, así que la seguridad en números ya no está disponible. Con las facilidades cerradas, más y más tienen que ponerse creativos con su entrenamiento. Como correr en calles en lugar de una pista en donde se puede enfrentar inmediatamente esta forma de comportamiento”.