Síguenos

 

Género

Víctimas de violación en Asia todavía padecen exámenes vaginales, según un reporte

Examinaciones de ‘moralidad’ sin fundamento científico están vinculadas con índices bajos de condenas y violan los derechos de las mujeres, dice Equality Now.

Una obra de arte realizada en Delhi para resaltar la violencia sexual después de la violación en grupo de una mujer dalit el año pasado. Fotografía: Mayank Makhija / NurPhoto / PA

Recibe en tu correo el newsletter de La-Lista

En India, Nepal y Sri Lanka todavía se utilizan exámenes vaginales físicos para determinar si las mujeres y niñas fueron violadas, según un nuevo reporte. 

La práctica es común en los tres países y algunos tribunales refieren al examen en los juzgados, a pesar de que no tenga fundamentos científicos y que estén prohibidos en la India. 

Divya Srinivasan, una abogada por los derechos humanos de Delhi y coautora del reporte, desde la organización por los derechos de las mujeres Equality Now y Dignity Alliance International, llamó al examen “una violación a los derechos humanos”. 

Te recomendamos: ‘Cicatrices’ y esperanzas de niños nacidos de violaciones en el genocidio en Ruanda

Sumeera Shrestha, directora ejecutiva de la organización nepalí Women for Human Rights, añadió: “Es degradante e inhumana. No solo es para saber si sucedió una violación, es para comprobar tu virginidad”. 

Ella dijo que la examinación la usan las autoridades para demostrar que las sobrevivientes de violaciones son “inmorales”, añadió que en el contexto de Nepal, se relaciona con nociones de “honor” y la creencia de que las mujeres y niñas tienen que ser “puras”. 

El examen involucra a un médico que inserta dos dedos en la vagina de una sobreviviente de violación con la intención de determinar si el himen está roto, así como para probar la laxitud de la vagina. 

Si el himen sigue intacto, el examen se usa para declarar que la violación no pudo suceder, aunque no necesariamente una violación rompe el himen. 

El examen se usa frecuentemente para etiquetar a las víctimas como acostumbradas a tener sexo, dice el reporte, y forma parte de la evidencia el mencionar relaciones sexuales pasadas y causar dudas sobre las denuncias de violación. 

Cinco países de la región, Bangladesh, Bután, Maldivas, Nepal y Sri Lanka, permiten el uso de evidencia que detalla el historial sexual de una sobreviviente de violación. Srinivasan dijo que esto es una reliquia de los tiempos coloniales. “Los códigos penales de Sri Lanka y Bangladesh dicen específicamente que puede usarse evidencia de ‘comportamiento inmoral’ pasado”, dijo ella. “La violación se ve como una ofensa hacia la castidad y el honor”. 

El reporte, que se enfoca en las experiencias de mujeres en seis países del sur de Asia, estableció que el examen vaginal de los dos dedos es uno de muchos factores que hacen que el proceso para reportar una violación y buscar justicia sea increíblemente agobiante. 

Te puede interesar: Lo que debes saber del falso reto en TikTok sobre el ‘Día Internacional de la Violación’

Como en muchos países en desarrollo, las condenas por violación son extremadamente bajas en la región. En Bangladesh el índice es de 3%. “Es muy descorazonador”, dijo Srinivasan. “Nuestro sistema falla en todos los niveles. Hay varias razones que hacen que sea imposible avanzar con un juicio y otros tantos problemas en el sistema”. 

Las sobrevivientes se enfrentan a largos retrasos en el sistema de justicia. Los casos pueden tardar varios años en llegar a juicio, y los oficiales son suceptibles a sobornos, dijo el reporte. El número de policías que se rehúsan a atender una denuncia o a investigar las acusaciones es grande en Bangladesh, India, Nepal y Sri Lanka. 

Shrestha dijo que en Nepal, las sobrevivientes y sus familias se enfrentan a presión y amenazas para dejar los casos así como al estigma social. “Amenazan a las mujeres. También amenazan a los defensores de los derechos humanos que apoyan a las mujeres”, dijo ella. “Cuando trabajamos con viudas que fueron violadas por miembros de sus familias, ellas no pueden decirlo abiertamente porque los perpetradores amenazan a sus hijos”. 

En Bangladesh, India y Nepal, más del 60% de las entrevistadas reportó estar bajo presión para llegar a un acuerdo en su caso. El reporte dice que en algunas instancias, las sobrevivientes no reciben la compensación prometida en estos tratos. 

Lass sobrevivientes de violencia sexual de comunidades socialmente excluidas se enfrentan a aún más barreras para acceder a la justicia como consecuencia de prejuicios tribales, étnicos, religiosos o de casta. 

No te pierdas: Detienen al youtuber ‘Rix’ por tentativa de violación contra Nath Campos

El reporte expone soluciones para las múltiples barreras a las que se enfrentan las sobrevivientes de violación. Srinivasan pide que todos los policías que se rehusen a registrar casos de violación rindan cuentas, y entrenamiento para todos los funcionarios de justicia y profesionales de la salud. Los jueces deben prohibir el examen de los dos dedos, dijo ella. 

“En los países donde está prohibido, implementen la prohibición y asegúrense de que todos los profesionales de la salud se enteren”, dijo ella. “Tomen acción en contra de aquellos que todavía lo realizan y asegúrense de que los tribunales dejen de depender de la evidencia del examen”.

The Guardian
Contribuye a The Guardian

También te puede interesar

Derechos Humanos

Hay una disculpa para las víctimas por la disminución en los enjuiciamientos, pero esta revisión carece de medidas urgentes necesarias para solucionar la crisis.

Mundo

Valérie Bacot fue violada desde los 12 años por su padrastro, que luego se convirtió en su marido, que la golpeaba y obligaba a...

Actualidad

Sin su consentimiento, el video de una mujer canadiense de 38 años terminó en sitios de pornografía y hoy lucha sola por bajarlo.

Género

El club australiano que permite visitas de “damas invitadas” durante los fines de semana cuenta entre sus miembros a John Howard y a Malcolm...

Publicidad