El 70% de las mujeres en prisión han sido víctimas de tortura, revela un informe del gobierno
Autoridades de Segob dieron a conocer el Diagnóstico Nacional sobre Tortura Sexual cometida Contra Mujeres Privadas de la Libertad en México. Foto: Segob

El 70% de las mujeres que están en prisión fueron víctimas de algún tipo de tortura durante su proceso legal y tres de cada diez agresiones fueron de carácter sexual, reveló un informe elaborado por la Secretaría de Gobernación (Segob).

Esta tarde funcionarios de la Segob exhibieron que la tortura de autoridades policiales contra las mujeres durante los procesos legales es una práctica común. Este informe “da cuenta de la realidad de un problema que existe en nuestro país, que no ha sido posible erradicar y que lamentablemente se presenta en todas las fases del proceso en que las mujeres están expuestas“, dijo Alejandro Encinas, subsecretario de Derechos Humanos, Población y Migración.

En México hay12 mil 625 mujeres en prisión. Funcionarias de la Segob tomaron una muestra de mil 280 testimonios en 66 caŕceles de todos los estados de la República para conocer la experiencia que ellas tuvieron.

El Diagnóstico Nacional sobre Tortura Sexual cometida Contra Mujeres Privadas de la Libertad en México también reveló que las fiscalías de los estados han recibido un total de 10 mil 678 de denuncias por tortura, de las cuales 221 incluyen violencia sexual contra mujeres. Sin embargo, las autoridades solo han logrado obtener cinco sentencias condenatorias contra los responsables de estos actos, por lo que las agresiones contra ellas quedan prácticamente impunes.

Las agresiones sexuales que más reciben las mujeres durante sus procesos legales son las patadas, los manoseos, los golpes en glúteos y genitales, la violación vaginal o anal. Mientras que las agresiones psicológicas más comunes en su contra son los insultos, intimidaciones, humillaciones y aislamiento.

Los actos de tortura sexual se llevaron a cabo durante el arresto de las mujeres, su traslado, su estancia en el Ministerio Público, su arraigo, su estancia en un centro penitenciario, su juicio y durante la emisión de su sentencia.

Este informe fue elaborado por la Segob para cumplir con una recomendación de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), organismo que sentenció al Estado mexicano por las agresiones sexuales que sufrieron 11 mujeres que se oponían al proyecto del Aeropuerto de Texcoco, en San Salvador Atenco. Las autoridades acusadas de este hecho fueron las policías municipales de Atenco, Texcoco y la Policía Federal Preventiva.

El 70% de las mujeres en prisión han sido víctimas de tortura, revela un informe del gobierno - tortura-mujeres-presas
el informe fue presentado por el subsecretario de Derechos Humanos, Población y Migración, Alejandro Encinas. Foto: Segob.

El diagnóstico señala que la extinta Policía Federal es presuntamente responsable del 28% de los casos de tortura sexual en contra de las mujeres privadas de su libertad; las policías estatales, del 19%; la Policía Ministerial, del 16%; la Policía Municipal, del 13%; el Ejército, del 7%; la Marina, del 6%; el Ministerio Público Federal, del 4%; el Instituto Nacional de Migración, del 1%; personal del sistema penitenciario, del 1%; e incluso elementos de la Guardia Nacional ya son responsables del 1% de torturas contra mujeres.

El Instituto Federal de la Defensoría Pública (IFDP), un organismo de defensores públicos del Consejo de la Judicatura Federal, ha presentado por su cuenta 4 mil 619 denuncias por tortura y en 300 de los casos las víctimas son mujeres. Estado de México, Veracruz, Nuevo León, Chihuahua, Baja California, Guanajuato y Morelos son las entidades con más mujeres afectadas.

“Este es un delito cometido por agentes del Estado mexicano y que debe ser atendido con toda firmeza, porque la otra cara de este grave problema es la impunidad en que se encuentra el castigo a los responsables de esos hechos”, indicó Encinas Rodríguez.

Durante la presentación de este informe estuvieron presentes dos de las sobrevivientes de los actos de tortura en San Salvador Atenco. Ambas relataron que, a 16 años de las agresiones que sufrieron, las autoridades aún no sancionan a los policías responsables ni se les ha brindado atención psicológica ni médica.

“Conozco muy bien la tortura sexual, más de lo que hubiera querido en mi vida. Los responsables de la tortura sexual no solo son quienes la ejecutan, también es quien la calla, también es quien no hace nada para que las víctimas tengan justicia, también es quien la sigue perpetuando y alentando”, señaló Norma Aidé Jiménez, una de las sobrevivientes de San Salvador Atenco, Estado de México.

Por su parte, Italia Méndez Moreno, otra sobreviviente de tortura sexual, lamentó que las mujeres en prisión sigan atravesando situaciones como la que ella padeció hace 16 años en el Estado de México, junto con Norma Aidé.

“El diagnóstico conforma que la tortura sexual en México contra mujeres persiste, no es un hecho del pasado, ocurre hasta el día de hoy con alta comisión de instituciones de seguridad de diferentes niveles de gobierno, civiles y castrenses, y la necesidad imperiosa de emprender acciones para atenderla”, expresó Italia Méndez.