Caso Ariadna Fernanda | Estos son los mensajes entre Rautel y Vanessa para intentar ocultar el feminicidio

En conversaciones que mantuvieron por WhatsApp días después del crimen, Rautel y Vanessa coordinaban una versión sobre las últimas horas de vida de Ariadna Fernanda, la joven de 27 años de edad cuyo cuerpo fue encontrado por ciclistas en Tepoztlán, Morelos.

Los mensajes a los que tuvo acceso la periodista Georgina Zerega, de El País, fueron borrados antes de que sus celulares llegaran a las autoridades, pero estas pudieron recuperarlos.

Es que van a ir a meter denuncia. Y necesitan lo más de detalles que puedan”, le dice Vanessa, quien está en comunicación con amistades de Ariadna, a Rautel. “Amorcito, me da miedo todo esto”, le responde él. “Pero amor, no es nuestra culpa. Ni va a ser contra ti”, le dice ella.

“Pues estaremos de por medio”, contesta Rautel. “Sí, pero pues ya saben que fui la última que la vio”, señala Vanessa en una conversación el 2 de noviembre, tres días después de que Ariadna Fernanda estuvo con los dos en el restaurante Fisher’s y en el departamento de él, en las colonias Roma Sur y Roma Norte, respectivamente.

Los dos acordaron decir que la joven se había ido la noche del 30 de octubre de su casa, y evaluaban si era conveniente agregar que Ariadna Fernanda había tomado un taxi o un Uber. Pero Vanessa comenzó a contradecirse.

En un mensaje, ella aseguró que Ariadna no quería volver a su casa porque estaba peleada con su roomie, que quizás se fue caminando, y que seguramente no responde los mensajes porque se quedó sin batería.

En otros mensajes aludió a que podría tratarse de un suicidio. “Estaba muy triste, no crees que fuera capaz de ella misma hacerse algo?”, respondió.

Ante la presión de amistades que preguntaban por Ariadna, Vanessa decidió decir todo lo que le indicó su novio.

“Qué hago”, le pregunta ella. “No, está bien que cooperemos pero con cuidado en los detalles”, le responde él. “Lo que me mandes de información es lo que les mandaré”, dice Vanessa.

Entonces, Rautel le mandó un mensaje con la versión de los hechos que tenía que difundir, la cual indicaba que Ariadna se fue del departamento sin afirmar que tomó taxi o Uber.

“Nos fuimos del Fisher’s como a las 6.30… venía Ernesto, Anita, José, Puñe, yo y Ari. Estuvimos como en mi casa hasta las 9, todos se fueron […] Debió de pedir su Uber como a esas horas, 9 de la noche. Pero nadie confirma que se haya subido al taxi”, se lee en la conversación.

El IPhone que utilizaba Vanessa registra una comunicación constante los días siguientes al crimen con un número que usaba Rautel, y a quien había guardado como “Puñe”.

Un amigo de Ariadna Fernanda le pidió a Vanessa que solicitara los videos de las cámaras de seguridad del edificio. Pero ella le respondió que no captan la imagen hasta la calle.

La pareja también habló sobre cuánto tiempo duran las grabaciones de las cámaras de seguridad antes de eliminarse automáticamente. Rautel pensaba que solo un día, pero no fue así y las autoridades capitalinas lo mostraron cargando el cuerpo presuntamente sin vida de la joven de 27 años.

Vanessa fue detenida el domingo en Ecatepec por la Secretaría de Seguridad Ciudadana. Rautel se entregó en Nuevo León la madrugada del lunes. Ambos están en prisión preventiva.