Síguenos

 

Medio Ambiente

Una ballena lleva dos semanas atrapada en las redes de pescadores en Japón

Grupos de activistas por los derechos de los animales exigieron su liberación inmediata, pero los pescadores aseguran que su tamaño y la fuerza de las corrientes dificultan el rescate.

Una ballena atrapada en Taiji, Japón. Foto: Ren Yabuki/Life Investigation Agency

Recibe en tu correo el newsletter de La-Lista

Activistas por los derechos animales exigieron la liberación inmediata de una ballena minke que lleva más de dos semanas atrapada entre redes en Taiji, un poblado en la costa del Pacífico de Japón famoso por su sacrificio anual de delfines.

Los medios japoneses reportaron que hay intentos para liberar a la ballena de cuatro o cinco metros de largo, pero los pescadores afirman que su tamaño y las fuertes corrientes de la marea dificultan su regreso al mar abierto.

Ren Yabuki, un activista por los derechos de los animales que ha filmado a la ballena con un dron desde Nochebuena, cuando se enredó, dijo que los pescadores sólo hicieron un breve intento para liberar al animal, y añadieron que aparentemente su destino está escrito.

También lee: ‘Siempre me pega fuerte’: cómo un álbum inolvidable ayudó a salvar a las ballenas

“Es difícil guiar a una ballena afuera de las redes y ellos no quieren quitarlas porque afectaría la pesca y permitiría que un gran número de peces se escape, entonces mi sensación es que la van a matar”, dijo Yabuki, director de campaña de Life Investigation Agency.

Si asesinan a la ballena, los pescadores podrán vender su carne después de tomar muestras de ADN, añadió Yabuki. “El peor resultado posible es permitir que la ballena se muera de hambre, entonces la única otra opción sería jalar la red y enviar a buzos para matarla con lanzas”.

Georgie Dolphin, director del programa de bienestar animal en Humane Society International en Australia, dijo que la ballena  está “cada vez más alterada y agitada, se estrella contra las redes y se sumerge a las profundidades para intentar escapar”.

“Tememos que se le agote el tiempo, cada día está más débil. Someter intencionalmente a estos leviatanes a sufrimiento prolongado es inhumano e injustificado. HSI espera que las autoridades japonesas insistan en la liberación inmediata de la ballena”.

También lee: Optimismo para un año nuevo: razones para tener esperanzas en 2021

La agencia japonesa de pesca le dijo a HSI que solicitó al gobierno de la prefectura la liberación de la ballena, si es posible y seguro hacerlo.

“Parece que los pescadores alegan problemas de seguridad y preocupación por la marea, pero tememos que los retrasos acaben con la vida de la ballena”, dijo HSI.

Taiji sufre para restaurar su reputación internacional desde el documental que ganó el Oscar en 2009, The Cove, mostró a cazadores reuniendo delfines en mar abierto y llevándolos a la costa en las llamadas sesiones de caza.

Le perdonan la vida a los especímenes atractivos para venderlos por mucho dinero a acuarios y museos, mientras que a los demás los matan y venden su carne. La cacería atrajo el rechazo internacional, incluyendo a la antigua embajadora de Estados Unidos en Japón, Caroline Kennedy.

En una inusual entrevista, los pescadores le dijeron a The Guardian que las cazas son legales bajo la ley japonesa y son una fuente vital de ingresos para el poblado, ubicado en una parte remota de la costa del Pacífico.

Yabuki dijo que no lograr rescatar a la ballena afectará aún más la reputación de Taiji. “El mundo entero sabe lo que está pasando”, dijo. “Dejarla morir, o matarla, destruirá la imagen de la ciudad. Pero si hacen un verdadero esfuerzo por liberarla, podrán decirle al mundo que hicieron lo correcto”.

The Guardian
Contribuye a The Guardian

También te puede interesar

Deportes

Las tres adolescentes conformaron el podio más joven de unos Juegos Olímpicos.

Salud

La empresa japonesa Shionogi comenzó las pruebas con humanos de su pastilla contra el coronavirus.

Deportes

La selección japonesa se impuso desde el primer tiempo con dos goles en los primeros minutos.

Mundo

"Cancelen las olimpiadas", decía una de las pancartas utilizadas por los manifestantes.

Publicidad