Lozoya logra aplazar audiencia de los casos Odebrecht y Agronitrogenados
Emilio Lozoya debe presentar pruebas contra los presuntos implicados en este caso. Foto: World Economic Forum/Wikicommons.

Emilio Lozoya se aplazará un mes más su audiencia: el exdirector de Petróleos Mexicanos (Pemex) consiguió 30 días más para obtener información bancaria en Europa relacionada a los casos Odebrecht y Agronitrogenados.

Esta semana estaban previstas la audiencia de Emilio Lozoya, pero sus abogados solicitaron a los dos jueces de los casos el plazo para recopilar pruebas que le servirán para acogerse al criterio de oportunidad con la Fiscalía General de la República (FGR).

Lee además: Vinculan a proceso a exsenador Jorge Luis Lavalle por caso Lozoya; seguirá detenido

Lozoya cumplirá ya un año en prisión domiciliaria luego de haber sido extraditado a México desde España, donde fue detenido luego de haber huido por meses.

Lozoya fue vinculado a proceso por los casos Odebrecht, en el que recibió sobornos para supuestamente financiar la campaña de Enrique Nieto en 2012, y el Agronitrogenados, la planta de fertilizantes comprada a sobreprecio durante su paso por Pémex. Los cargos que pesan en su contra son operaciones con recursos de procedencia ilícita, asociación delictuosa y cohecho.

La llegada de Lozoya a México supuso un terremoto político ya que cerró un acuerdo con la FGR para afrontar sus procesos judiciales fuera de la cárcel a cambio de denunciar una supuesta red corrupción que involucra decenas de políticos.

Lee también: Emilio Lozoya habría recibido también sobornos de OHL

En su extensa denuncia, el exdirector de Pemex aseguró que Peña Nieto y su secretario de Hacienda, Luis Videgaray, le obligaron a recibir estos sobornos y a usarlos para comprar votos en el Congreso para que se aprobaran las reformas estructurales, entre ellas las que abrieron el sector energético a la iniciativa privada.

También señaló a los expresidentes Felipe Calderón (2006-2012), por corrupción en la compra de la planta Etileno XXI por parte de Pemex, y a Carlos Salinas de Gortari (1988-1994), quien habría presionado para lograr contratos para su hijo.

Hasta el momento, solo en contra del exsenador Jorge Luis Lavalle se ha abierto un proceso penal.

Con información de EFE