Seis de cada diez trabajadores no tuvieron home office en la pandemia, dice encuesta
Foto: fauxels en Pexels.

Seis de diez trabajadores en el país no tuvieron home office durante la pandemia de Covid-19, indica una encuesta realizada por BGC, Ulises Beltrán y Asocs., S.C.

Los resultados del ejercicio publicado en el periódico Excelsior arrojaron que casi el 60% de quienes laboraron durante la pandemia, lo siguieron haciendo en sus oficinas y lugares habituales de trabajo, mientras que el 40% lo hizo desde su casa.

Lee también: ¿Tu jefe pone fin al home office? Como CEO, déjame decirte por qué está equivocado

Quienes aplicaron el home office destacaron que la carga laboral en casa es mucho mayor que en la oficina, aunque reconocieron tener un mejor balance con su vida personal, menor estrés laboral y un horario más definido.

Señalaron tres ventajas principales del trabajo remoto: tiempo para estar en familia, evitar contagios y la comodidad de estar en casa.

En contraste, indicaron tres desventajas de trabajar en el hogar: distracciones, falta de contacto con el equipo de trabajo y hartazgo por el confinamiento.

Respecto a la perspectiva de seguir trabajando en casa o volver a los centros laborales, las parejas que no trabajan y que viven con alguien que sí, prefieren que las personas regresen a la oficina. La otra mitad no tiene inconveniente con el home office.

Te puede interesar: Las pérdidas de WeWork se cuadruplicaron hasta 2.1 mil mdd gracias a las políticas de home office

La encuesta fue aplicada con el objetivo de identificar las preferencias de la población nacional respecto al regreso a las oficinas. Se llevó a cabo a vía telefónica a nivel nacional durante los primeros días del mes de julio a través del método de selección sistemática de los números telefónicos celulares.

De las mil 000 personas que respondieron y que cuentan con teléfono celular, la mitad trabaja (70% de ellos laboran en empresas privadas, son profesionistas o tienen su propio negocio) y quienes no lo hacen son amas de casa (40%), desempleados (30%), estudiantes (15%) y jubilados (10%).