19-S: Las pistas de una reconstrucción

19-S: Las pistas de una reconstrucción

El predio amurallado con vallas metálicas sobre el Viaducto Miguel Alemán y la calle Torreón, en la Ciudad de México, es un recuerdo de aquel 19 de septiembre de 2017. Lo que hasta antes del sismo fue un edificio habitacional, hoy es un lote abandonado con cruces sobre la banqueta por los 11 fallecidos en el colapso del inmueble.

De acuerdo con la Procuraduría Ambiental y del Ordenamiento Territorial (PAOT) de la Ciudad de México, 42 inmuebles colapsaron a causa del sismo de magnitud 7.1 que sacudió la capital en 2017. La-Lista los visitó para registrar la transformación del espacio. A cuatro años, los hallazgos se concentran en predios abandonados o convertidos en estacionamientos y bodegas. Otros ya fueron reconstruidos por sus dueños y unos más por el programa de reconstrucción del gobierno capitalino.

Para atender dicho proceso, el 26 de septiembre de 2017 se creó la Comisión para la Reconstrucción, que actualmente tiene registrados 136 multifamiliares, de los cuales solo 30 han sido terminados, según el sitio oficial del órgano con cifras actualizadas al 14 de septiembre de 2021. “Tenemos un avance en la reconstrucción de entre el 10 y el 20%, solamente una cuarta parte de las y los damnificados han podido volver a su hogar a cuatro años, para nosotros es un verdadero fracaso”, dice en entrevista Israel Ballesteros, miembro del colectivo Damnificados Unidos.

La mayoría de estos 30 edificios terminados comparten dos características principales. La primera, la reconstrucción estuvo a cargo de la Fundación Slim, aliado estratégico de la comisión que ha recibido más de 504 millones 268 mil 546 pesos en donativos y contribuciones gubernamentales para volver a construir estos inmuebles y rehabilitar otros más, de acuerdo con el informe de la organización. La segunda característica es que las obras están ubicadas en zonas céntricas de la Ciudad de México: 16 en la alcaldía Benito Juárez, seis en Coyoacán, cinco en Tlalpan y uno en Cuauhtémoc.

De los 106 inmuebles pendientes de reconstrucción, 65 están en fase de proyecto, 37 en proceso de obra y cuatro en fase administrativa.

Pero aunque los edificios estén en la lista para la reconstrucción, esto no garantiza que se lleve a cabo. Ballesteros afirma que el pasado 17 de septiembre, en una reunión con autoridades de la Ciudad de México, el secretario de gobierno Martí Batres les informó que dos inmuebles que serían reconstruidos con recursos de la Fundación Carlos Slim –San Antonio Abad 39 y Atlixco 124– iban a ser cancelados, pues el dinero será usado para el tramo de la Línea 12 del Metro que colapsó en mayo de 2021. “Ahora nos dicen que siempre no, que dos edificios que se iban a reconstruir con financiamiento de la Fundación Slim ya no. La fundación se echó para atrás porque va a hacer muchos gastos con las reparaciones de la Línea 12 del Metro y entonces ya no va a reconstruir”, explica el integrante del colectivo.

Otra de las deficiencias que el colectivo ha identificado es la restitución en zonas de la periferia. En junio de 2021, la jefa de Gobierno Claudia Sheinbaum anunció la construcción del conjunto habitacional El Porvenir, en Tláhuac, con la finalidad de reubicar a 241 familias de Iztapalapa y Tláhuac que fueron afectadas por el sismo y que, por motivos de riesgo de la zona, no es posible reconstruir en el predio original.

Es una muestra de discriminación. De la diferencia de atención dependiendo de en qué zona vivas. Si vives en la Condesa, te van a proponer hacer grandes departamentos, pero si vives en Iztapalapa, te van a proponer que renuncies a tu casa y a tu predio y, a cambio, lo único que les restituyen es la construcción, pero parcialmente porque eran viviendas de 90, 130 o hasta 200 metros cuadrados de construcción y se los van a sustituir por un departamento de 60 metros cuadrados. Muchas de las familias que viven en la periferia justamente optaron por comprar un terreno en esa zona para que, aunque fuera lejano, pudiera albergar a su descendencia”, enfatiza Ballesteros.

¿Reconstrucción de calidad?

Tener el estatus ‘terminado’ no significa que los inmuebles cuenten con la calidad para ser habitados. Habitantes revelan a La-Lista que ellos, por su cuenta, han realizado inversiones –por ejemplo, en tuberías– porque las instalaciones presentaban fallas. “Pues sí, lo dejaron bonito y fue rápido, pero se padece por el agua y el drenaje”, explica uno de los vecinos.

El edificio en la calle de Pestalozzi número 27, en la colonia Narvarte y reconstruido por la Fundación Carlos Slim, será entregado este 19 de septiembre. “Pero van a entregar un edificio sin agua, sin luz y sin gas. El tema de la instalación no está resuelto, los vecinos van a tener que pagar para tener esos servicios. Son edificios que entregan sin ser habitables, ¿cómo vas a vivir sin luz, sin agua y sin gas?”, advierte Israel Ballesteros.

Restablecer los derechos humanos de los damnificados no solo depende de la reconstrucción de edificios, sino también de la justicia para quienes murieron en los colapsos por algún tipo de omisión en las construcciones. De las 206 carpetas de investigación que se abrieron tras el sismo de 2017, solo cinco sobrevivieron, de acuerdo con Damnificados Unidos. Una de ellas, la que corresponde al inmueble de Saratoga 714, ya fue cerrada por el fallecimiento de un responsable de la empresa constructora.

“El gobierno no está preparado para desastres, es omiso en su responsabilidad de prevenir y mitigar los riesgos. Para nosotros es un fracaso la reconstrucción, a cuatro años de distancia e incluso con nuevas personas damnificadas, porque ya hubo nuevos sismos o inundaciones”, califica Ballesteros.

La-Lista realizó una visita a los inmuebles derrumbados tras el sismo identificados por la PAOT. A cuatro años del temblor, los espacios han cambiado, aunque algunos todavía recuerdan la tragedia.

Mapa de inmuebles


Créditos

Ariadna Lobo, Alexa Herrera, Luis Fernando Lozano, Néstor Ramírez Vega, Luis Alberto Cruz y Aminetth Sánchez.