Nuevo código de conducta de Conacyt pide a investigadores evitar críticas y amenaza con sanciones
El nuevo código de conducta del Conacyt ha generado críticas en la comunidad de investigadores. Foto: Conacyt.

El Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt) pedirá a sus investigadores y empleados “abstenerse de emitir comentarios y opiniones negativos o desfavorable sobre las políticas y programas del Conacyt”, de acuerdo con un documento dado a conocer por el medio Animal Político.

El reporte de la periodista Nayeli Roldán detalla que el documento fue enviado a los correos de investigadores el pasado 30 de septiembre. 

Por su parte, Reforma detalló que el documento está acompañado de una carta escrita por María Elena Álvarez-Buylla, titular del Conacyt, en la que señala que el nuevo código de conducta busca  abandonar “las malas prácticas propias del régimen anterior”.

El documento muestra que con el código de conducta se busca “que las personas que integren el Servicio Público del Conacyt se identifique con la institución; tengan certeza del comportamiento que deberán de observar y al que deberán sujetarse en su quehacer cotidiano”.

A la par, pide que los integrantes del consejo den a conocer las solicitudes de información que les hagan llegar medios de comunicación con el fin de que el área de comunicación social hable en nombre del Conacyt.

A la par, establece que en caso de que alguna persona incumpla con dicho código, los infractores serán remitidos a un Comité de Ética.

Este “estudiará el asunto con base en el protocolo que al efecto emita y podrá emitir recomendaciones al respecto, y, en caso de que estime una responsabilidad administrativa, lo comunicará de forma oficial al Órgano Interno de Control”.

El Conacyt ha sido objeto de críticas luego de que la Fiscalía General de la República (FGR) iniciará una investigación en contra de 31 científicos y exfuncionario del Foro Consultivo  

A la par, decenas de investigadores y científicos contratados mediante el programa Cátedras del Conacyt, han denunciado incertidumbre laboral y condiciones laborales precarias. 

Incluso, el pasado 15 de septiembre, investigadores realizaron una protesta digital en el que expusieron las carencias a las que se enfrentan.