Rosario Robles se queda en la cárcel: juez dice que se puede fugar
Robles dijo haber recibido peticiones para inculpar a otros personajes. Foto: Sedatu Tlaxcala/Flickr.

Rosario Robles Berlanga, exsecretaria de Desarrollo Social (Sedesol) y de Desarrollo Agrario Territorial y Urbano (Sedatu), seguirá en prisión por el caso de la Estafa Maestra, así lo determinó el juez Ganther Alejandro Vilar Ceballos, al considerar que existe riesgo de fuga.

Con la determinación, la exfuncionaria con Enrique Peña Neto, permanecerá presa en el Centro de Readaptación de Santa Martha Acatitla.

La audiencia se llevó a cabo en el Reclusorio Sur de la Ciudad de México e inició a las 17:00 horas de este 20 de octubre.

En el proceso, el juez aseguró que tanto la propuesta de la Fiscalía General de la República (FGR) -de mantener la prisión preventiva- como de la defensa -de otorgarle  prisión domiciliaria- eran idóneas para sujetar a la imputada al proceso.

Sin embargo, Vilar Ceballos consideró que la exfuncionaria debería permanecer en prisión ya que “prevalece un elevado riesgo de fuga”; y que, si recibía la prisión domiciliaria, podría contar con los mecanismos necesarios para salir del país. 

Previo al inicio de la audiencia, Mariana Robles Moguel, hija de la exfuncionaria, confiaba en que el juez otorgaría la libertad condicional a Robles Berlanga. 

Esta audiencia es el resultado de un amparo que admitió un tribunal federal en junio de 2021 -y que fue ratificado hace unos días- para que un juez de control revisara la medida cautelar de prisión preventiva y, de ser oportuno, cambiarla a prisión domiciliaria.

¿Por qué está presa Rosario Robles Berlanga?

A la extitular de la Sedesol y de Sedatu se le acusa de un daño al erario de al menos 5 mil millones de pesos, luego de entregar contratos a empresas fantasmas, a través de varias universidades públicas.

Dicho desvío fue identificado por la Auditoria Superior de la Federación (ASF), y documentado en la investigación desarrollada por el medio Animal Político y la organización Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad, en un reportaje llamado La Estafa Maestra publicado en 2017. En esta se denuncia el desvío de recursos, por medio de contratos de obras y servicios, entregados a empresas que utilizaron documentos falsos.

Rosario Robles se queda en la cárcel
Rosario Robles durante un acto de la Cruzada Nacional Sin Hambre. Foto: Rosario Robles/Facebook.

Tras ello, la Fiscalía General de la República le imputó los delitos de ejercicio indebido del servicio público, en su modalidad de omisión, dos veces, y fue detenida al momento de acudir voluntariamente a conocer las acusaciones en su contra. 

Rosalía Robles Berlanga está presa en el Centro Femenil de Reinserción Social Santa Martha Acatitla, en la Ciudad de México, desde el 13 de agosto de 2019.

La detención, detalló la FGR, se solicitó al considerar que existía un riesgo de fuga, ya que, argumentó, la exfuncionaria tenía varias propiedades.

La FGR ha señalado que, a diferencia del caso de Emilio Lozoya, Rosario Robles no ha querido colaborar con las autoridades para dar a conocer detalles sobre el delito por el que se le investiga.

En contraparte, la también exjefa de gobierno del Distrito Federal ha afirmado que sí desea colaborar con las autoridades, pero que la Fiscalía ha rechazado su oferta.

Los intentos de Rosario Robles por salir de prisión

El 13 de agosto de 2021, Rosario Robles Berlanga cumplió dos años de prisión preventiva justificada en el penal de Santa Martha Acatitla por el delito de ejercicio indebido del servicio público, cometido dos veces: como titular de la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol), de 2012 a 2015 y como titular de la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu) de 2015 a 2018.

La FGR pide al Poder Judicial 21 años de prisión contra la exfuncionaria y el pago de la reparación del daño por 5 mil 73 millones de pesos.

Cuando fue vinculada a proceso, el 6 de agosto de 2019, un juez le había permitido llevar su proceso en libertad, pero la FGR solicitó la prisión preventiva justificada por “riesgo de fuga”. Uno de los argumentos fue que a Robles supuestamente se le halló una licencia de conducir falsa, además de que contaba con varios domicilios y un boleto de avión.

El primer intento de salir de prisión fue un amparo que solicitó la defensa de la exsecretaria, el 4 de septiembre de 2019. Para el 15 de octubre, Robles se declaró inocente de los cargos y pidió su libertad provisional en una apelación ante el magistrado Ricardo Paredes, pero nuevamente se le negó la solicitud.

Hasta el 1 de mayo de 2020, a Robles se le negaron al menos cinco recursos para salir de prisión preventiva, en uno de ellos, argumentó que tenía síntomas de Covid-19, pero el juez de control Ganther Alejandro Villar le negó la prisión domiciliaria por presunto riesgo de fuga. El mismo juez que este 20 de octubre ratificó que siguiera en prisión bajo el mismo argumento de que podría escapar.

Otra estrategia que Robles utilizó para lograr su libertad fue solicitar un criterio de oportunidad, tal como lo hizo el exdirector general de Pemex, Emilio Lozoya. Se trata de un recurso previsto por la ley para recibir beneficios a cambio de colaborar con la Fiscalía.

Esto tampoco funcionó, ya que Rosario Robles no logró un acuerdo con las autoridades federales. Su siguiente paso fue solicitar un juicio abreviado, lo que representaba declararse culpable para reducir la pena que busca la Fiscalía, de 20 años a 6 años de prisión, pero un juez federal lo rechazó.

Con información de Ariadna Lobo.