El Comité contra la Desaparición Forzada ayuda a mostrar la falta de atención hacia las víctimas: MxND
Sexta Brigada Nacional de Búsqueda de Personas desaparecidas

La visita del Comité contra las Desapariciones de la ONU a México viene a impulsar la agenda de los colectivos de búsqueda para que los gobiernos estatales y federal le den una mayor importancia a esta crisis humanitaria en México, afirman voceros del Movimiento por Nuestros Desaparecidos en México.

“Si bien, tenemos entendido que el CED no viene a solucionar un caso en particular, por lo menos viene a darse cuenta y a tener el contexto de las desapariciones en México”, señala Angélica Almanza, del colectivo Ángeles de Pie por Ti. “Viene a empujar mecanismos como el de identificación forense, viene a impulsar protocolos y viene a visibilizar al Estado mexicano su falta de atención hacia las víctimas y la falta de dedicación y de objetividad para tratarnos, darnos resultados y garantizar la seguridad”.

Almanza, junto con Marisol Esquivel Castro y del colectivo Mariposas Destellando Buscando Corazones y Justicia, y Juan Carlos Lozada, de Juntos por Hidalgo, voceros del Movimiento por nuestros desaparecidos en México, hablaron sobre la visita de la CED para Código Abierto, un podcast que se transmitirá este martes 23 y jueves 25 a través de Altavoz MxRadio.

Juan Carlos Lozada destacó que los colectivos entregaron un informe completo al CED, donde detallan las principales fallas del sistema y que ayudarían a prevenir más casos de desaparición.

Entre los lugares que consideran que deben ser visitados por los integrantes del CED, nombraron centros de rehabilitación de adicciones, hospitales y cárceles.

“Son personas que están desaparecidas y prestan su nombre o se prestan para estar pagando una condena que no la están cometiendo ellos, usurpando una personalidad (bajo amenazas de grupos delincuenciales). Es donde se han estado encontrando muchísimas personas“, explicó Marisol Esquivel. “En los centros de rehabilitación, suelen meterse algunas personas para esconderse por un delito que cometieron. En el caso de los hospitales, llegan a quedarse por padecer alguna enfermedad mental”.

La esperada visita del CED

Después de ocho años de solicitar su visita al Estado mexicano, el CED inició el 16 de noviembre una visita de dos semanas en las que recorrerá penales, hospitales y puntos de búsqueda en 12 de los estados con el mayor número de personas desaparecidas: Ciudad de México, Guerrero, Sinaloa, Nayarit, Jalisco, Guanajuato, Veracruz, Chihuahua, Nuevo León, Coahuila, Tamaulipas y Morelos.

En México hay más de 94 mil personas desaparecidas y no localizadas, de las que 84 mil 950 se trata de víctimas de desaparición, la gran mayoría fueron registrados a partir del 2006. Sin embargo, hay motivos para pensar que las cifras oficiales no reflejan la realidad. “Tenemos muchos casos en algunos estados donde muchas familias tienen a familiares desaparecidos que no están en los registros estatales y también hay quienes han decidido no ir a denunciar por miedo”, comentó Juan Carlos Lozada, de Juntos por Hidalgo.

El 55% de las víctimas directas se trata de personas menores de 18 años. Y la cuarta parte de las víctimas de desaparición en México son mujeres, que son niñas o adolescentes entre 10 y 17 años, y están vinculadas con la trata de personas, advirtió la integrante del colectivo Mariposas Destellando Buscando Corazones y Justicia.

“Nunca buscamos en vida. La primera búsqueda que yo hice es pista entre los muertos, las tumbas clandestinas, esparcidas en el desierto, en donde sea, mezclados en fosas comunes, descuartizados y esparcidos, enterrados sin nombre”, relata Marisol. “¿Y quién fue? pues todo mundo te dice que son: los empresarios, la delincuencia organizada”.

Las buscadoras usan la palabra “empresarios” para “no mencionar que es un cártel determinado en una zona, sino para englobarlos y no atacar a uno solo”, explica Angélica Almanza. “Porque si el hecho de ser buscadora nos pone en peligro, pues atacarlos particularmente… Para ellos es un negocio, es una gran empresa la desaparición de personas, ya sea que los usen para trata, para el narcotráfico, es una gran empresa delictiva”.

La crisis forense

Además de las desapariciones, México enfrenta una crisis forense con alrededor de 52 mil cuerpos sin ser identificados. “Y en algunos casos ya han sido identificados pero no han sido reclamados o recogidos por temor a ser visibilizados nuevamente y las familias optan por dejarlos ahí por temor a las represalias”, comentó la representante del colectivo Ángeles de Pie por Ti.

Almanza advirtió que no hay una actualización de los registros forenses de forma diaria, como debería, por lo que se implementó el Mecanismo Extraordinario de Identificación Forense para actualizar las cifras y hacer una red nacional donde se pueda identificar los restos a través de pruebas genéticas.

La Comisión Nacional de Búsqueda ha informado sobre la localización de 4 mil 806 fosas clandestinas con 8 mil 202 personas fallecidas sin identificar desde 2006. Pero los hallazgos parecen no tener fin.

Tan sólo en la VI Brigada Nacional de Búsqueda realizada en Morelos en octubre pasado, fueron hallados 10 puntos donde puede haber restos humanos. Otro caso es el de Patrocinio en Coahuila, donde se halló hace tres años un centro de exterminio que suma aproximadamente 500 kilos de fragmentos óseos recuperados y pendientes de identificar. Se prevé que los trabajos de recuperación tarden 10 años más.

El Movimiento advierte en su informe que hay una falta de coordinación entre fiscalías estatales y especializadas para tomar y preservar muestras genéticas que ayuden a identificar los restos óseos, ya que hay casos donde a los familiares les han tomado hasta cinco veces una muestra genética porque las autoridades no comparten la información.

Con la visita del CED, se espera que haya una mayor voluntad política para que los gobierno de los estados den recursos para las actividades de las comisiones estatales de búsqueda, ya que dependen de recursos federales.

La Comisión Ejecutiva de Atención a Víctimas se encuentra totalmente fracturada, advirtió Juan Carlos Lozada, no tiene recursos suficientes para atender a las familias y hay cero atención a grupos vulnerables como mujeres, niñas y niños, hijos de personas desaparecidas.

Sin embargo, confían en que la visita del CED impulse al Estado para prestar atención a esta crisis humanitaria en México.

La entrevista a los voceros del Movimiento podrá escucharse este martes y jueves en el sitio de Altavoz MX Radio a las 16:00 horas y en su canal de Spotify. La entrevista fue realizada por Gabino Navarro y la autora de esta nota.