Cuauhtémoc Gutiérrez de la Torre es un exdirigente del PRI en la Ciudad de México acusado de trata de personas en la modalidad de explotación sexual a través de una red financiada desde el partido.

En marzo de 2021, la Fiscalía General de Justicia Capitalina pidió una orden de aprehensión en contra del expriista y cuatro personas más que colaboraron con él: Sandra Esther Vaca, exdiputada priista; el exsecretario de finanzas del partido, Roberto Zamorano y Claudia Martínez y Adriana Rodríguez, trabajadoras del PRI.

En abril de 2014, en un reportaje publicado por el equipo de Carmen Aristegui en MVS Radio, se reveló que Gutiérrez de la Torre lideraba una red que reclutaba mujeres para prestarle servicios sexuales. Una periodista se infiltró en las oficinas del PRI capitalino para evidenciar cómo funcionaba el esquema.

A partir de la publicación, la Procuraduría de la Ciudad de México, el Instituto Electoral capitalino y el PRI local iniciaron investigaciones en su contra. Sin embargo, la investigación no avanzó y se cerró el caso.

En septiembre de 2020, la Fiscalía General de Justicia de la Ciudad de México reabrió la investigación por trata de personas contra Gutiérrez de la Torre por omisiones e investigaciones deficientes. Seis meses después, un juez giró una orden de aprehensión contra Gutiérrez de la Torre por el delito de trata de personas.

En marzo pasado, la Fiscalía capitalina detalló que estuvo a punto de detener al líder del PRI a nivel local, pero el operativo “fallido” facilitó la huida. Y en marzo promovió un juicio de amparo.

Cuauhtémoc Gutiérrez de la Torre es hijo de Rafael Gutiérrez Moreno, conocido como el “zar de la basura”, quien fue líder de pepenadores en la zona oriente de la Ciudad de México durante 20 años y militante del PRI.

Su padre fue asesinado a tiros en 1987 por orden de su entonces esposa Martha García, quien denunció que había sido víctima de vejaciones durante 11 años de matrimonio y que Gutiérrez Moreno había violado a su sobrina de 16 años, a la madre de ella y otras mujeres de su familia. Confesó haber pagado 6 millones de pesos, de 1987, por el crimen, según documentó el diario El Universal.

Gutiérrez Moreno también de nombre diputado federal del PRI durante el gobierno de José López Portillo. Amasó una fortuna gracias a la venta de materiales reutilizables y tenía el control de alrededor de 5 mil pepenadores, reportó el diario El País en 1987 con información de El Universal.

Gutiérrez de la Torre, hijo de Guillermina de la Torre y de Gutiérrez Moreno fue el heredero del imperio de la recolección de basura que amasó su padre. Nació en Iztapalapa y formó parte de las juventudes del PRI desde la edad de 14 años. Estudió derecho y gracias al control de la población que se dedicaba a la pepena en los basureros, garantizaba mítines repletos para los candidatos del PRI.

Estuvo preso en 1999 acusado de despojo agravado por unos terrenos en la zona conocida como Las Minas, en Iztapalapa. Fue dirigente del Movimiento Territorial, una corriente al interior del PRI con la que logró posiciones políticas para él y sus seguidores.

Gutiérrez de la Torre fue uno de los líderes al interior del PRI que encabezó grecas y actos violentos al interior del partido. En octubre de 2003 irrumpió en un evento de la Federación de Sindicatos de Trabajadores al Servicio del Estado (FSTSE) al cual asistieron delegados dle PRI que apoyaban a María de los Ángeles Moreno a la dirigencia del partido. Un año más tarde le fueron suspendidos sus derechos político partidistas.

En el 2009 llegó a ser diputado federal por medio de la trampa llamada “Juanitas”, al haber postulado a candidatas mujeres para cumplir con el principio de paridad de género, y hacerlas pedir licencia al cargo para que él y otros políticos hombres ascendieran al cargo por ser sus suplentes.

En la campaña de Enrique Peña Nieto, en 2012, llenó el Palacio de los Deportes en un mitin donde el entonces candidato priista lo abrazó y pidió a los asistentes apoyarlo en sus aspiraciones a la presidenica.