El asesinato de Luis Enrique Ramírez no fue por su trabajo periodístico, descarta el gobierno
Marcha contra el asesinato de periodistas en la CDMX. Foto: Alexa Herrera, LaLista

El asesinato del periodista Luis Enrique Ramírez en Sinaloa no tuvo que ver con su trabajo periodístico, y ya se tienen identificados a los autores materiales de este crimen y del cometido contra Yessenia Mollinedo Falconi y Sheila Johana García Olivera en Veracruz en días pasados, de acuerdo con la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana (SSPC).

El subsecretario Ricardo Mejía Berdeja detalló avances de las indagatorias sobre los homicidios de los trabajadores de los medios de comunicación en los últimos días y afirmó que ya saben quiénes son los supuestos asesinos, a los que no mencionó como parte del sigilo de las investigaciones.

“Al igual que en el caso del compañero de Culiacán no se quiere alertar a los perpetradores, pero están identificados plenamente”, sostuvo en la conferencia de prensa mañanera desde Palacio Nacional.

Mejía Berdeja aseguró que con la información recopilada se puede determinar que en el caso de Luis Enrique Ramírez su labor como periodista no fue el móvil de su asesinato.

“No hay elementos para suponer que tiene que ver con su trabajo periodístico”, agregó el funcionario federal.

Explicó que la necropsia determinó que la causa de muerte fue por traumatismo craneoencefálico a consecuencia de golpes contusos, además de que el periodista presentaba lesiones de proyectil de arma de fuego en la pierna izquierda.

“El periodista fue subido de manera forzada a un vehículo automotor y de ahí lo trasladaron a un lugar indeterminado en donde estuvo privado de la libertad por varias horas, toda vez que fue encontrado hasta el día siguiente”, explicó Ricardo Mejía.