Vecinos bloquean avenidas de Apodaca ante la falta de agua potable en NL
Monterrey enfrenta una de las peores sequías. Foto: Twitter/@lauarvizu

Habitantes de Apodaca realizaron un bloqueo hoy en la avenida Carlos Salinas de Gortari, con los límites de San Nicolás, para protestar ante la falta de agua potable en Nuevo León.

Según reportes en redes sociales, los vecinos llegaron a la zona a las 18:00 horas, hecho que confirmaron previamente para invitar a más personas a asistir al bloqueo en el estado de Nuevo León.

Las autoridades de Movilidad de San Nicolás confirmaron la manifestación y pidieron a los conductores usar como vías alternas la calle Orión o avenida Santa Rosa.

El bloqueo duró casi una hora y se realizó en ambos sentidos a la altura de la colonia exhacienda San Francisco, en la zona industrial del municipio.

Otra manifestación por la falta del líquido en el estado, se llevó a cabo en la avenida Revolución, en Monterrey, a la altura de la colonia Primavera.

Durante la mañana de este 23 de junio, se difundió una convocatoria en redes sociales para invitar a los vecinos a bloquear la avenida Revolución debido a la crisis de agua.

A la zona llegaron elementos de la Policía Regia y Fuerza Civil para vigilar la manifestación.

Nuevo León enfrenta una de las peores sequías. Para enfrentar la contingencia, se dispuso un horario especial para el suministro, así como la distribución de agua vía camiones cisterna en las localidades más afectadas por la escasez.

En días recientes, el gobernador de Nuevo León, Samuel García, denunció en redes sociales la existencia de ductos irregulares que desvían el líquido hacia ranchos privados.

Los problemas de acceso al agua potable afectan desde hace años a varias regiones del país de 126 millones de habitantes, tanto por falta de infraestructura como por condiciones climáticas.

En algunos sectores de Ciudad de México como Iztapalapa, donde viven 1.8 millones de personas, es común que las autoridades racionen el líquido y envíen camiones para paliar la escasez.

En las regiones desérticas del norte del país, el origen del problema se relaciona con la escasez de lluvias y las elevadas temperaturas propias de la temporada veraniega.

-Con información de AFP.