Se extiende más de 20 horas la audiencia por colapso de la Línea 12
El tramo entre las estaciones Tezonco y Olivos colapsó en mayo de 2021. Foto: EFE.

La audiencia en la que fueron imputados ocho personas, entre ellas el exdirector del Proyecto Metro, Enrique Horcasitas, se extendió por más de 20 horas y hasta las 6:00 de este viernes aún continuaba la exposición de pruebas por parte de la Fiscalía General de Justicia de la Ciudad de México.

Las defensas solicitaron la duplicidad del término para la vinculación a proceso, por lo que se programa la continuación para el día 19 de julio a las 8:00 horas. A las 6:30 horas se encontraban debatiendo las medidas cautelares.

Después de más de un año del colapso de un tramo elevado de la Línea 12 del metro donde 26 personas murieron y alrededor de 100 resultaron heridas, la Fiscalía finalmente logró imputar a las primeras personas como probables responsables.

La tarde del jueves imputó a Enrique Horcasitas, exdirector del Proyector Metro; a Juan Antonio Giral y Mazón, exdirector de diseño y obras civiles; Moisés Guerrero Ponce, exdirector de construcción de obras civiles; Enrique Baker Díaz, exsubdirector de estructuras e ingeniería; Ricardo Pérez Ruíz, encargo de estructuras; Juan Carlos Ramos Alvarado, residente de obra adscrito al proyecto de la Línea 12; Fernando Rodríguez Lalana, DRO de la construcción de la Línea y el representante legal del consorcio supervisor, Fernando Amezcua Ordaz.

Los delitos por los cuales fueron acusados son los de homicidio culposo por la muerte de 26 personas y lesiones culposas en agravio de 34 personas que resultaron heridas, aunque el Gobierno de la Ciudad de México ha reconocido que son un alrededor de 100.

A la 1:00 de este viernes, Teófilo Benítez, asesor de 13 de las víctimas, dijo ante medios que la audiencia podría concluir alrededor de las 6:00 horas.

El colapso de la Línea 12 del Metro, registrado la noche del 3 de mayo ha sido uno de los siniestros más trágicos en el país y las autoridades no han logrado dar certidumbre sobre las verdaderas causas del colapso, pues han llegado a cuestionar los resultados de los peritajes que el mismo Gobierno ordenó hacer.

La empresa constructora Carso Infraestructura y Construcción (CICSA) celebró un acuerdo reparatorio con el Gobierno de la Ciudad de México y el Sistema de Transporte Colectivo para realizar trabajos de rehabilitación y reforzamiento del tramo metálico elevado de la Línea 12.

CICSA también ofreció participar en el fondo de indemnización complementaria para las víctimas y ha logrado que la mayoría acepte un monto de indemnización, pero rechaza haber tenido cualquier responsabilidad sobre el colapso de la Línea 12.