DNV a la CDMX: no hubo deficiencias ni conflicto de interés en informe sobre la Línea 12 del Metro
El 3 de mayo del 2021 un tramo de la Línea 12 del Metro colapsó. Foto: Sáshenka Gutiérrez /EFE.

La empresa noruega DNV negó que existan deficiencias o conflictos de interés en la elaboración y entrega del informe final que el Gobierno de la Ciudad de México le encargó para determinar la causa del colapso de un tramo de la Línea 12.

“Este informe final se entregó totalmente dentro de los requisitos contractuales, a tiempo y completo. DNV confirma que el informe se elaboró sin la participación de ningún experto que pudiera tener un conflicto de interés en este caso”, detalló en un posicionamiento publicado en su página web.

Además, respaldó la metodología que usó para arribar a las concusiones, así como los hallazgos de sus expertos. 

“DNV respalda la metodología empleada, los hallazgos de nuestros expertos y las conclusiones de nuestro informe sobre el análisis de causa raíz del incidente de la Línea 12 del Metro de la Ciudad de México”, añadió. 

Por otro lado, negó que uno de sus empleados, identificado como Galindo Alvarado, esté inmiscuido en algún conflicto de interés.

Detalló que esta persona no es el representante de la empresa en México ni tiene autoridad, interferencia o poder de decisión sobre los informes, los cuales, aseguró, fueron elaborados por un equipo de técnicos de países como México, Estados Unidos, Alemania y España.  

Las inconsistencias de DNV sobre el informe del Metro, según la CDMX

Esta tarde, el gobierno de la Ciudad de México acusó la existencia de una serie de “inconsistencias y contradicciones” técnicas y científicas en el informe final que entregó la empresa noruega DNV, encargada del peritaje del accidente de la línea 12 del metro hace un año.

Entre los señalamientos se encontraron deficiencias en la metodología de análisis, inconsistencias en los datos, así como el uso de imágenes de Google para realizar comparaciones.

“Las deficiencias e inconsistencias en el análisis (…) no permitían identificar con claridad la causa-raíz del colapso”, detalló Myriam Urzúa, secretaria de Gestión de Riesgos y Protección Civil.

En el mismo sentido fue la postura del secretario de Obras y Servicios del Gobierno capitalino, Jesús Esteva Medina, quien señaló que la empresa DNV utilizó el citado sistema de Google “para determinar deformaciones”.

Expuso que el informe señaló que, de acuerdo con imágenes históricas de Google Street View, “se observa pandeo de atiesadores longitudinales en las vigas, deflexión vertical negativa de las vías y deflexión central”.

“¿Cómo puede ser que una empresa de esta magnitud fundamente una conclusión técnica de altísima precisión, cuando el propio Google advierte sus limitaciones?”, cuestionó Esteva Medina.

Además, ambos funcionarios señalaron una serie de puntos técnicos y científicos que, según los contratos pactados, DNV no cumplió.

-Con información de EFE.