Justicia por Athos y Tango: Se abre el primer juicio por maltrato animal
Foto: Facebook @Toshiro Flores.

A un año de que dos perros rescatistas de la Cruz Roja de Querétaro, de nombre Athos y Tango, murieron envenenados, inició el primer juicio por maltrato animal en el país con el que se busca dar justicia al caso de ambos canes.

Los perros murieron porque el 15 de junio de 2021 comieron salchichas envenenadas en casa de su entrenador y dueño, Edgar Martínez. Tras darse a conocer la noticia, usuarios en redes sociales lamentaron el hecho y pidieron castigar al responsable de las muertes utilizando los #JusiciaParaAthos y #JusticiaParaTango.

Así, el dueño de Athos y Tango realizó una denuncia por los hechos y el 13 de junio se abrió una carpeta de investigación por el caso. El 5 de julio, elementos de la Fiscalía General del Estado de Querétaro aprehendieron a una persona por la muerte de ambos animales.

Tras vincularlo a proceso, la jueza a cargo del caso determinó que el presunto responsable de la muerte de Athos y Tango podía llevar su proceso en libertad, pese a los reclamos de animalistas y la defensa del dueño.

Este martes 16 de agosto, dio inicio el juicio del caso, que es el primero de maltrato animal en el país, y que está previsto que termine este viernes 19 y se le dicte sentencia.

Medios locales reportan que en el juicio testificarán elementos de la Cruz Roja, directores de Protección Civil de Querétaro y del municipio El Marqués, además de un comandante de bomberos de Guatemala y especialistas certificados en veterinaria.

El Código Penal para el Estado de Querétaro estipula que las lesiones a animales tendrán una pena de tres a 15 meses de prisión y
de 100 a 200 días multa, pero se agrava si causan la muerte, en este caso son de 15 meses a 4 años de prisión y de 300 a 600 días multa.

La pena se incrementa en una mitad di se prolonga innecesariamente la agonía o el sufrimiento del animal, si se utilizan métodos crueles, o si además de realizar los actos de maltrato en contra de cualquier animal, el agresor capta en imágenes, fotografías o videos para hacerlos públicos.

¿Quiénes eran los perritos Athos y Tango?

Athos era un can de raza Border Collie certificado internacionalmente ante la Organización Internacional de Perros de Búsqueda y Rescate y por la Cruz Roja Mexicana. Participó en la localización de personas sepultadas en el terremoto del 19 de septiembre de 2017 en la Ciudad de México (CDMX).

“Sabemos que estas en paz y feliz sin guardar rencores para quien te hizo esto y que tu legado perdurará por siempre en nuestros corazones. Sigue tu nariz hacia la felicidad”, dijo la Cruz Roja tras su muerte.

Por su parte, Tango era un perrito parte del equipo de caninos rescatistas del estado de Querétaro que ayudaba en terapias a niños con Síndrome de Down, pacientes con ansiedad o estrés post traumático.

La-Lista Síguenos en nuestras redes sociales