Un comisario y dos de sus familiares son asesinados en Mochitlán, Guerrero
La violencia no cede en Guerrero. Foto: Tima Miroshnichenko/Pexels

El comisario de Cuajilotla, Irineo Romero, dos de sus familiares y uno de sus vecinos fueron asesinados por hombres armados en esa comunidad de Mochitlán, Guerrero.

Alrededor de las 23 horas del pasado sábado 20 de agosto, hombres armados vestidos de militares arribaron a la comunidad y preguntaron por el comisario, de acuerdo con medios locales.

Luego ingresaron al domicilio del líder local con armas largas y dispararon en contra de quienes se encontraban al interior de la casa y abandonaron sus cuerpos.

La Fiscalía General del Estado de Guerrero (FGE) informó que agentes de la Policía Investigadora Ministerial y personal de Servicios Periciales se trasladaron a realizar las investigaciones.

Al llegar a la comunidad una señora de nombre Jovita confirmó que los asesinados fueron cinco hombres, entre estos su esposo.

La institución informó que por el asesinato del comisario, sus dos familiares y la otra persona en Mochitlán abrió una investigación por el delito de homicidio calificado por arma de fuego.

A principios de mes, en la misma zona, en el municipio de Quechultenango, seis hombres fueron asesinados a balazos y uno de ellos decapitados, sobre el tramo carretero Tolixtlahuaca-Tejerías sin que hasta el momento se tenga resultados en la investigación iniciada por la FGE por homicidio calificado múltiple.

En esa región existe una pugna entre las bandas delictivas los Ardillos y los Tlacos, que se disputan el control de la zona para el trasiego de drogas. 

Con información de EFE