La CNDH no impugnará la reforma con la que la Guardia Nacional fue transferida al Ejército
Elementos que forman parte de la Guardia Nacional. Foto: Twitter.

La Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), presidida por Rosario Piedra Ibarra, anunció que no impugnará las reformas constitucionales aprobadas por el Congreso de la Unión para que la Guardia Nacional sea administrada por el Ejército.

La CNDH justificó que en las reformas aprobadas “no hay un solo artículo donde se pierda el estado civil de la guardia”, a pesar de que el titular de esta institución es un militar, el 79% de sus elementos pertenecen a las Fuerzas Armadas y ahora esta dependencia será administrada por la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena).

“Es este momento de definiciones claras que no admiten matices. O se está con el pueblo, o se está en contra de él. Por esa y otras muchas razones, esta Comisión Nacional, con plena conciencia de su misión y en ejercicio de su autonomía, declara que no interpondrá acción de inconstitucionalidad alguna contra las reformas aprobadas por el Senado”, expresó la CNDH en un pronunciamiento de 16 páginas.

El organismo nacional señaló que la presencia de las Fuerzas Armadas en labores de seguridad, así como la transferencia de la Guardia Nacional al Ejército, están justificadas por los altos niveles de violencia que vive México, por la falta de capacitación de las policías y porque la Sedena es la institución en la que más confianza tienen los mexicanos actualmente.

“Esta comisión nacional considera que, dada la situación de violencia que aqueja al país, la intervención de la Sedena puede ser y es admisible, desde el punto de vista de los derechos humanos, siempre y cuando su intervención se encuentre limitada en el tiempo y sujeta a casos de excepcionalidad, que es lo que aprobó la mayoría del Senado hace unos días”, mencionó el organismo.

La postura de la CNDH contrasta con la de especialistas en temas de seguridad, organizaciones sociales e incluso algunos legisladores de Morena, entre ellos su líder en el Senado, Ricardo Monreal, quienes han dicho en múltiples ocasiones que las reformas en materia de Guardia Nacional son inconstitucionales porque esta institución, creada en 2019, fue planteada con un carácter civil y ahora será administrada por el Ejército, gracias a la reformas aprobadas la semana pasada en el Congreso de la Unión.

Sin embargo, la comisión nacional refutó que la Guardia Nacional haya perdido su carácter civil porque en las reformas se indica que la institución continuará adscrita a la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana, aunque en los hechos será administrada por el Ejército, sus elementos serán capacitados por militares y la persona encargada de la dependencia es parte de las Fuerzas Armadas.

Para defender su postura, la CNDH incluso se remontó a 1934 y citó el discurso de toma de posesión el expresidente Lázaro Cárdenas, quien llamó a crear “nuevos grupos de milicias locales” para constituir una Guardia Nacional que brindara seguridad al país. El organismo nacional expresó que este es un antecedente de que la guardia puede estar bajo el mando del Ejército.

La CNDH “entiende y atiende la situación de emergencia y excepcionalidad que justifica las reformas, y por lo mismo, coadyuvará a garantizar la preservación del carácter civil de la Guardia Nacional y supervisará su apego a los derechos humanos, porque sin reservas ni titubeos está del lado del pueblo”, añadió el organismo.