Liberan a más de 2 mil personas injustamente presas o por amnistía
Foto: Umanoide en Unsplash.

Rosa Icela Rodríguez, secretaria de Seguridad y Protección Ciudadana, informó que más de 2 mil personas presas fueron liberadas en los últimos meses porque estaban de manera injusta en la cárcel o por la Ley de Amnistía que impulsó el presidente Andrés Manuel López Obrador.

Quedaron en libertad al día de hoy 2 mil 685 personas que permanecían encarceladas en centros penitenciarios. Por instrucción presidencial, la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana y la Secretaría de Gobernación nos dimos a la tarea de gestionar las libertades anticipadas, amnistías”, informó la funcionaria.

Durante la conferencia de prensa matutina de este jueves, Rosa Icela Rodríguez indicó que entre las personas liberadas hay indígenas, mujeres, adultos mayores, personas con enfermedades terminales, personas con discapacidad y víctimas de tortura.

“Es un acto de justicia para quienes no han cometido delitos graves o relacionados con violencia, gente humilde que no pudo pagar un abogado, tener un traductor o ha enfrentado todo tipo de adversidades”, comentó.

Del total, 2 mil 549 personas fueron preliberadas, entre ellas 123 mujeres, 120 adultos mayores, 208 personas con enfermedades crónico-degenerativas, 51 indígenas, 15 extranjeros y 2 mil 032 personas que cumplieron con los requisitos de ley (plan de actividades, no tener procesos pendientes, ni ser reincidentes, entre otros).

Como ejemplo, Rosa Icela Rodríguez mencionó el caso de un hombre de 38 años de edad, perteneciente a la comunidad indígena rarámuri, quien enfrentó discriminación y se dedicaba a la tala de árboles y pizca de manzana en Chihuahua.

“Su familia vivía en la pobreza, por lo que nunca recibió una visita, una carta o un apoyo económico durante su estancia en reclusión, enfrentaba una condena de 12 años de prisión y ahora, dos años antes de cumplir su condena, obtuvo su libertad“, dijo la funcionaria.

A través de la Ley de Amnistía a personas condenadas o en prisión preventiva por delitos como aborto, pequeños robos o posesión de drogas, detalló, fue posible otorgar la libertad a 136 personas, 66 de ellas en pobreza, 42 mujeres, 21 indígenas, 2 con discapacidad permanente, 4 víctimas de intimidación y un víctima de discriminación.