Emilio Lozoya ha perdido a tres testigos clave en los casos Odebrecht y Agronitrogenados
Lozoya fue director de Pemex con Enrique Peña Nieto. Foto: AFP.

Emilio Lozoya Austin, director de Petróleos Mexicanos (Pemex) en el sexenio de Enrique Peña Nieto, ha perdido a tres de sus testigos clave, lo que ha dificultado alcanzar un acuerdo con la Fiscalía General de la República (FGR) en torno a los casos Odebrecht y Agronitrogenados. 

De acuerdo con el diarios Milenio, dichas personas son Édgar Torres Garrido, José Velasco Herrera y Fabiola Tapia.

Dichos individuos, detalla el texto realizado por el periodista José Antonio Belmont, forman parte de la narrativa de su defensa, para demostrar su inocencia en los citados casos. 

Tanto Torres Garrido, quien fungió como asesor Ejecutivo de la Dirección General de Pemex, como Velasco Herrera, su jefe de asesores, laboraron de manera cercano con Emilio Lozoya.

El primero declaró ante el Ministerio Público que el expresidente Peña Nieto y Luis Videgaray, titular de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), sabían de la compra de Agronitrogenados y presionaban al extitular de Pemex para que el proceso de compra se concretara lo antes posible.

El segundo fue señalado de participar en la entrega de dinero a legisladores para que la reforma energética se aprobara, pues él era el que entregaba los recursos.

Mientras, Fabiola Tapia, según la declaración de Lozoya Austin, entregó a Velasco Herrera una tarjeta con el número de cuenta de la empresa Decapan, para hacer un depósito bancaria.

Emilio Lozoya ha perdido a tres testigos clave en los casos Odebrecht y Agronitrogenados - emilio-lozoya-audiencia-odebrecht
Lozoya libra temporalmente la audiencia del caso Odebrecht. Foto: EFE

Esta persona, apuntó Milenio, era hermana de Juan Carlos Tapia, quien es dueño de Construcciones Industriales Tapia, filial en México de Odebrecht.

La investigación del diario nacional sobre los testigos de Emilio Lozoya puntualiza que Torres Garrido y Velasco Herrera murieron por infartos; y Tapia Vargas a causa de varios padecimientos, como insuficiencia renal, diabetes e hipertensión. 

El extitular de Pemex está acusado de cometer daño al erario en perjuicio de Pemex, por los casos Odebrecht y Agronitrogenados. 

En ambos temas, la reparación del daño es obligatoria para que el exfuncionario pueda gozar de un beneficio (como su libertad), indicó la FGR. 

El pasado 6 de junio, la FGR informó que Lozoya no había cumplido con la reparación del daño en los procesos penales que enfrenta, que asciende a más de 10 millones de dólares, por lo que se mantiene en prisión.