La UNAM anuncia nuevas medidas para evitar el plagio de tesis
La UNAM anunció las nuevas medidas para evitar plagios. Foto: UNAM

La Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) adoptó una serie de nuevas acciones para prevenir el plagio de tesis profesionales tras el caso de Yasmín Esquivel Mossa, ministra de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN).

Enrique Graue Wiechers, rector de la máxima casa de estudios, presidió una sesión del Colegio de Directores de Facultades y Escuelas, donde se destacaron los siguientes acuerdos.

  1. Las facultades y escuelas de la UNAM, tomando en consideración las características particulares y la naturaleza de cada entidad, analizarán y, en su caso reformarán, los reglamentos de exámenes profesionales y titulación para sumar la revisión del borrador de la tesis mediante programas de cómputo especializados (softwares) en la detección de plagio, como un requisito previo a la autorización del sínodo para presentar el examen profesional
  2. Exhortar a los programas de posgrado que todavía no usan estos softwares para que analicen con ellos los borradores de la tesis de grado, antes de proceder a la integración de los jurados respectivos
  3. El desarrollo de una campaña informativa de sensibilización sobre la importancia de la integridad académica y la gravedad de la comisión de plagio, entre los alumnos de diferentes años de licenciatura, particularmente en quienes estén por egresar e sus estudios y opten por la presentación de tesis o un informe escrito para su titulación.

“Además de que se impartirán cursos de capacitación al personal académico, con el fin de entender y contender de la mejor manera con situaciones que eventualmente lleguen a presentarse”, puntualizó la UNAM en un comunicado.

Anteriormente se dio a conocer que la tesis de licenciatura de la ministra Esquivel Mossa, titulada “Inoperancia de los Sindicatos en los Trabajadores de Confianza del Artículo 123 Apartado A”, es presuntamente un plagio de otra tesis similar que fue publicada un año antes por el estudiante Edgar Ulises Báez Gutiérrez, en 1986.

Ante estas acusaciones la ministra se defendió diciendo que ella empezó a trabajar en su tesis desde 1985, pero no aclaró por qué la concluyó hasta 1987, cuando ya había otro texto idéntico e incluso más extenso. Contrario a esto, anunció la denuncia penal por plagio en la que ahora se asume como víctima.

La máxima casa de estudios publicó un comunicado de prensa el pasado 23 de diciembre en el que señaló que “existe un alto nivel de coincidencias” entre el proyecto de la ministra y el del estudiante Báez Gutiérrez.

Mientras que el 30 de diciembre, Yasmín Esquivel Mossa reafirmó que es la autora original de su tesis de licenciatura tras las acusaciones de presunto plagio en su contra y denunció intereses ajenos por las elecciones para la presidencia del máximo tribunal constitucional, que ganó Norma Lucía Piña Hernández.