García Luna, el promotor de la ‘guerra contra el narco’ enfrenta juicio en EU
Ilustración de Genaro García Luna. Majito Vázquez / La -Lista

Genaro García Luna es el exfuncionario mexicano de más alto nivel en enfrentar un juicio en Estados Unidos, donde lo acusan del delito de conspiración de narcotráfico por presuntamente ayudar al cártel de Sinaloa al transportar cocaína a ese país, conducta por la que podría recibir una sentencia de 10 años a cadena perpetua.

Este 17 de enero da inicio el proceso de selección de las personas que integrarán el jurado y los suplentes de un grupo de 400 que fueron entrevistados a partir del 9 de enero. La selección del jurado, que será anónimo, se llevará a cabo ante la jueza magistrada Peggy Kuo. Mientras que el juicio que será conducido por el juez Brian Cogan, mismo que encabezó el juicio contra Joaquín, “El Chapo”, Guzmán, sentenciado a cadena perpetua en 2019.

Considerado uno de los hombres más poderosos en los asuntos de seguridad en México durante tres administraciones, García Luna fue detenido en diciembre de 2019 en el estado de Texas tras una investigación dirigida por New York Strike Force y más de una docena de oficinas y agencias federales en EU.

Las investigaciones iniciaron luego de que en el juicio en contra de Joaquín, “El Chapo”, Guzmán, uno de los testigos afirmó haber entregado, en al menos dos ocasiones, maletines con millones de dólares a García Luna cuando él estaba al frente de Agencia Federal de Investigación y, más tarde, cuando fue secretario de Seguridad Pública en el gobierno de Felipe Calderón (2006-2012).

García Luna fue titular de la Agencia Federal de Investigación en el gobierno de Vicente Fox (2000-2006) y ayudó a crear la Policía Federal. En el gobierno de Calderón adquirió más poder y estuvo a cargo de la estrategia para combatir el narcotráfico, enfocada en la detención de cabecillas que solo creó un efecto de cabeza de hidra, al detonar la confrontación entre células de los cárteles, provocando el aumento exponencial en las cifras de homicidios, las masacres y la crisis de desapariciones en México.

Varios de los capos capturados en México y que fueron extraditados a Estados Unidos podrían testificar en su contra durante el juicio, entre ellos Jesús, “El Rey”, Zambada; Jesús vicente, “El Vicentillo, Zambada; y Édgar Valdez Villarreal, “la Barbie”, entre otros que no han sido confirmados.

Las autoridades de justicia señalan que García Luna presuntamente ayudó en al menos seis cargamentos de cocaína por un total de más de 50 toneladas de cocaína. Además, nombró a otros funcionarios en posiciones clave en ciertas áreas de México controladas por el cártel de Sinaloa y “en al menos dos ocasiones, el cártel entregó personalmente pagos de sobornos a García Luna en maletines que contenían millones de dólares”.

En el juicio del Chapo Guzmán, uno de los testigos señaló que entre 2002 y 2007, entregaron un maletín con 3 millones de dólares en efectivo a García Luna en 2003 y otro cuando era secretario de Seguridad Pública federal.

Según los registros financieros obtenidos por el gobierno de EU, cuando García Luna se mudó a ese país en 2012, había acumulado una fortuna personal de millones de dólares.

El juicio en contra de uno de los hombres más poderosos en México durante más de 15 años podría revelar otras complicidades en los gobiernos de Calderón y Enrique Peña Nieto, quienes también fueron mencionados en el juicio del “Chapo” Guzmán. Sobre el priista, el testigo Álex Cifuentes lo señaló en el juicio de haber recibido un soborno por 100 millones de dólares.

En su momento, tanto Calderón como Peña Nieto negaron haber aceptado sobornos.

Las acusaciones también incluyen la conducta de falsedad de declaración, ya que García Luna supuestamente presentó una solicitud de naturalización en 2018, en la que el fiscal considera que mintió sobre sus actos delictivos pasados ​​en nombre del cártel de Sinaloa. En dicha solicitud de naturalización, declaró a los Servicios de Inmigración y Aduanas de los Estados Unidos que nunca había cometido ni ayudado a cometer delitos por lo que no hubiese sido arrestado, ya que supuestamente, en ese entonces, él sabía que lo había hecho.

García Luna y su equipo

El exsecretario de Seguridad Pública no es el único exfuncionario que enfrenta cargos. Miembros de su equipo también están en la mira del Departamento de Justicia.

Luis Cárdenas Palomino y Ramón Pequeño García, quienes formaban parte del círculo cercano de García Luna, están acusados cada uno de tres cargos de conspiración para traficar cocaína. Las autoridades de justicia de Estados Unidos señalan que los acusados supuestamente permitieron que el cártel de Sinaloa operara con impunidad en México a cambio de sobornos multimillonarios.

Cárdenas Palomino, quien jefe de la División de Seguridad Regional y de la División de Caminos de la Policía Federal durante el gobierno de Calderón fue capturado en México en julio de 2021 por el delito de tortura en la modalidad de instigador y autor material durante la detención de dos personas vinculadas con el caso de la ciudadana francesa Florence Cassez y su expareja sentimental Israel Vallarta y también enfrenta una solicitud de extradición.

Pequeño García se encuentra en calidad de prófugo.

.