La jornada electoral inicia en

Se cae testimonio de ‘El Lobo’ Valencia, en diciembre dijo que no conocía a García Luna

Óscar Nava Valencia, alias “El Lobo” Valencia, quien fue líder del Cártel del Milenio hasta 2009, cayó en contradicciones este lunes, luego de reconocer que apenas el 14 de diciembre pasado le dijo a los fiscales del Departamento de Justicia de Estados Unidos que nunca había conocido a Genaro García Luna.

Aceptó que los fiscales lo buscaron para saber qué información tenía sobre el exsecretario de Seguridad Pública en el gobierno de Felipe Calderón y él les dijo que en el pasado había mentido y que en realidad nunca se había reunido con él.

“Más que nada uno tiene temor”, respondió a los cuestionamientos del abogado de la defensa Florian Miedel.

Este lunes ante el jurado en el juicio en contra de García Luna, El Lobo Valencia respondió que hace apenas unas semanas tenía miedo de que le pasara algo a su familia en México si decía algo.

Pero el abogado Miedel lo cuestionó nuevamente. Le planteó que cuando El Lobo Valencia rechazó tener información de García Luna, los fiscales se fueron de la sala donde se encontraban y él se quedó solo con un intérprete y con el agente de la DEA de apellido Morty al teléfono.

El agente le reclamó por teléfono que le sorprendía que tomara esa actitud porque corría un grave peligro si decidía cambiar su historia.

La defensa de Genaro García Luna acorraló al testigo en la última hora de la sesión de este lunes y lo llevó a reconocer que después de años de ser colaborador de la Agencia de Control de Drogas (DEA) nunca mencionó el nombre del exsecretario de Seguridad Pública hasta ahora cuando su testimonio le puede ayudar a reducir la condena de 16 años y medio, de los cuales ya cumplió 13 en prisión.

Valencia aceptó que a partir de 2013 comenzó a tener reuniones periódicas con agentes de la DEA para darles información sobre autoridades corruptas, sus socios y cuáles eran sus rutas de trasiego de droga. Vestido con su uniforme de interno de un penal federal, con un overol amarillo, “Lobo Valencia” trató de corregir diciendo que nunca mencionó al exfuncionario durante las colaboraciones de la DEA porque no escuchó que le preguntaron específicamente de él.

Del funcionario de más alto rango del que sí habló a los agentes estadounidenses fue el general Guillermo Galván Galván, quien fue secretario de la Defensa Nacional en el gobierno de Felipe Calderón. Les dijo que supuestamente recibía sobornos a través del general Mario Arturo Acosta Chaparro (fallecido en abril de 2012), algo que ya se había mencionado en el juicio en contra de “El Chapo” Guzmán.

Valencia fue sentenciado a 25 años de cárcel en 2014, pero logró una reducción de su pena a 16 años y medio en 2019, por lo que en dos años más podría recuperar su libertad.

A pregunta expresa, respondió que aceptó participar en el juicio para contribuir a su país, cundo horas antes reconoció que ordenó matar a cientos de personas por órdenes directas de él.

¿Cómo entregó ‘El Lobo’ Valencia los sobornos a García Luna?

Óscar Nava Valencia afirmó ante la Corte que él pagó sobornos por más de 10 millones de dólares a García Luna a cambio de protección.

El primer pago fue de 2.5 millones de dólares, como parte de una “polla” -colecta- que hacía el Cártel de Sinaloa para sobornar a García Luna y garantizar la operación y trasiego de droga.

Vestido con un informe de interno de una prisión federal El Lobo Valencia se sentó a un lado del estrado del juez Brian M. Cogan y aseguró que el Cártel de Sinaloa dominaba varios puertos aéreos para el trasiego de droga proveniente de Colombia, Venezuela, Ecuador y Bolivia.

Jesús “El Rey” Zambada, hermano de “El Mayo” Zambada tenía el control del Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México a donde llegaban cargamentos de cocaína en maletas y en paquetes de transporte de mercancía.

Con los años se fueron extendiendo a Cancún, Acapulco, Vallarta, Toluca y Querétaro. En su caso, el Cártel del Milenio controlaba los puertos del Pacífico en los Estados de Michoacán, Jalisco y Colima. En este último, perdió un cargamento de 10 toneladas de cocaína provenientes de Colombia a bordo de un barco que también transportaba otro embarque del mismo volumen para Arturo Beltrán Leyva.

Sobre este hecho, El Lobo Valencia dijo que acudió a Beltrán Leyva para que buscara recuperarlos a través de sus contactos en la Ciudad de México y mencionó que oyó que le hablaría a un “licenciado”, en referencia a García Lina.

El exlíder del Cártel del Milenio testificó que conoció en persona a García Luna en una casa de seguridad de Beltrán Leyva en Cuernavaca, Morelos, cuando lo llamó para discutir cómo podían recuperar la droga.

Ahí lo vio llegar en un conjunto de camionetas, vestido de traje y se sentó a conversar frente a “El Barbas” asuntos de negocios, él ofreció decirles quién había dado el aviso a la Marina y a las autoridades de Estados Unidos para asegurar la droga.

Por esa información solamente, El Lobo Valencia pagó 5 millones de dólares a García Luna, pero el dinero lo entregó a Beltrán Leyva.

La siguiente vez que supuestamente lo vio fue en 2008, al siguiente año del aseguramiento, en la oficina de un lavado de autos de nombre Stetic como punto de encuentro.

Para poder llevar a cabo la reunión, El Lobo Valencia, acompañado por su compadre Arturo Reyes, “El Pilo”, pagó medio millón de dólares por adelantado. En la reunión acordaron protección para el cártel del Milenio y le pagaron 2.5 millones de dólares más.

Cuando le preguntó la fiscal cómo empaquetaron el dinero El Lobo respondió que eso no lo vio porque su compadre tenía el dinero en la parte de abajo.

Se cae testimonio de 'El Lobo' Valencia, en diciembre dijo que no conocía a García Luna - lavado-de-auto-1280x960
Lavado de auto donde ‘El Lobo’ Valencia asegura que le pagó 2,5 mdd a García Luna. Foto: DOJ

Las diferencias entre los testimonios de ‘El Grande’ y ‘El Lobo Valencia’ en el juicio

Los dos únicos testigos que han afirmado haber pagado sobornos a García Luna o ver cómo le entregaban millones de dólares dan referencias muy distintas.

Por ejemplo, Sergio Villarreal Barragán afirmó en su testimonio del 23 y 24 de enero, que él escuchaba que Arturo Beltrán Leyva se comunicaba con García Luna a través de un radio que siempre tenía en altavoz y que así pudo distinguir que a la otra persona en la línea se le trababan las palabras.

El Lobo Valencia declaró el 30 de enero que la comunicación de Beltrán Leyva con el entonces secretario de Seguridad Pública era por un Unefon -una marca de teléfono- y que nunca estaba en altavoz.

El Grande señaló que a García Luna se le pagaba una polla de un millón o un millón de dólares al mes desde que que era director general de la Agencia Federal de Investigación. A ese pago le llamaban “la polla'” y se recolectaba cada mes entre las cabezas de los integrantes del Cártel de Sinaloa.

El Lobo Valencia afirmó que él pago 2.5 millones de dólares para “la polla”, pero fue un pago único.

Sobre el cargamento de cocaína asegurado en Manzanillo, El Grande aclaró que era de Beltrán Leyva y que él coordinó a un grupo de personas para mezclar harina con azúcar y hacer bloques compactos con ayuda de una prensa para hacer parecer que la mezcla eran tabiques de cocaína y luego sustituir la mercancía por la cocaína falsa

Según El Lobo Valencia, 10 toneladas de esa mercancía eran de él, que pagó 5 millones de dólares a autoridades que eran contactos de Beltrán Leyva solo para saber quién había dado el aviso a las autoridades provenía de Colombia y con eso se dio por bien servido porque le ahorró rendir cuentas por 30 millones de dólares a los colombianos.

Síguenos en

Google News
Flipboard