A sus 86 años, don Felipe se titula como ingeniero por la BUAP
Felipe Espinosa Tecuapetla, de 86 años, es ingeniero. Foto: BUAP

La Benemérita Universidad Autónoma de Puebla (BUAP) entregó el martes 27 de junio un título de ingeniería a uno de sus egresados más longevos: Felipe Espinosa Tecuapetla, de 86 años de edad.

Ahora, don Felipe es licenciado en Ingeniería en Procesos y Gestión Industrial, título que obtuvo con la defensa de su tesis.

“He trabajado sin estudios, sin papeles, pero ya no es igual: ahora tengo el título, es muy diferente. Dirán que ya estoy grande, pues sí, pero ya lo tengo y sé a lo que le tiro”, expresó el ahora ingeniero.

“Empecé a trabajar desde muy niño, pero ahora es el comienzo de una nueva historia. Mi vida empieza de aquí en adelante, pero con otros pensamientos. Me ha tocado ver muchas cosas, pero puedo decir que fue una gran experiencia estar aquí, en la BUAP”, agregó don Felipe.

En un comunicado, la BUAP celebró la entrega de este título por parte de la rectora María Lilia Cedillo Ramírez.

A sus 86 años, don Felipe se titula como ingeniero por la BUAP - don-felipe-titulo

“Su hija y su hijo ─quien también es ingeniero─ lo acompañan a recibir lo más anhelado por un universitario: el título profesional”, resaltó la universidad.

Don Felipe inició sus estudios en la BUAP en 2016; de hecho, coincidió en la carrera con su nieta, quien cursa Contaduría Pública en la BUAP.

En su día especial, el hombre de 86 años tocó la campana, una tradición en la Benemérita de Puebla con la que se anuncia que “un nuevo profesionista” se integra a la sociedad.

A sus 86 años, don Felipe se titula como ingeniero por la BUAP - don-felipe-buap-1167x1280

Cuando concluyó la ceremonia, Felipe Espinosa cargó en su hombre un costal con sus pertenencias: una revista sobre China y su potencial tecnológico e industrial, además de un convertidor de corriente.

Salió de la BUAP con su título de ingeniero bajo el brazo.

Su estudios no concluyen con la licenciatura. Don Felipe se sigue preparando con cursos en la Universidad para Adultos.

“Lo que me ayuda es el deseo de seguir estudiado, aunque sea grande, voy a seguir”, afirmó.

Síguenos en

Google News
Flipboard