Los orines han descompuesto las escaleras eléctricas del Metro en la CDMX decenas de veces
32 escaleras eléctricas y 16 elevadores del Metro de la Ciudad de México se han descompuesto por orina de usuarios. Ilustración: María José Vázquez / La-Lista.

No solo es la falta de mantenimiento, el robo de cables o los errores de los conductores, el mal servicio del Metro de la Ciudad de México también tiene que ver con personas que se orinan en las instalaciones, eligen el paseo de las escaleras eléctricas para dejar salir sus fluidos y el líquido se filtra por las ranuras hasta afectar el funcionamiento.

Entre 2017 y 2021, al menos 32 escaleras eléctricas se descompusieron por la orina de personas. El problema no solo es en una ruta. Se ha detectado en gran parte de las estaciones más concurridas.

La problemática ya ocupa un lugar en los registros del Metro desde hace varios años, donde se tiene identificado que la causa de corrosión de los mecanismos de las escaleras eléctricas y elevadores son orines de los viajeros.

“Aunque parezca difícil de creer, gran parte de nuestros equipos sufre daños debido a que algunas personas las utilizan como sanitarios“, explicó en una conferencia de prensa Fermín Ramírez, subgerente de Instalaciones Mecánicas y Viales del Sistema de Transporte Colectivo, en 2020.

El poder de corrosión de los fluidos corporales en las instalaciones del Metro se reconoció públicamente.

“No es poco, siempre que destapamos unas escaleras para darles mantenimiento, tienen orina, y la orina por sus componentes va degradando, va corroyendo las cadenas, los engranes, los carriles“, dijo el funcionario como si estuviera hablando de los efectos de una falla nuclear.

Entre las fallas constantes en el Metro, los incendios, choques, retraso en los trenes, poco se ha dicho del daño que causan los orines en las escaleras y elevadores, que son los únicos recursos para personas con discapacidad motriz o de la tercera edad.

Orines en escaleras de la estación Centro Médico. Orines que corroyeron los engranes de escaleras Metro Chabacano, en la estación Chilpancingo, que comunica con la Avenida Insurgentes. Orines en Consulado, en el norte de la ciudad. Resabios de orines en el metro Guerrero y en el concurrido Hidalgo; en la estación que llega al gentrificado mercado de Jamaica; en el oriente, en el metro Moctezuma; en el concurrido metro Patriotismo; en la céntrica estación de Pino Suárez; en Tacubaya, que conecta a tres líneas del metro y en la estación Velódromo. Orines que por su contenido ácido terminaron por dañar las instalaciones.

A raíz del accidente en la Línea 3 del metro –donde una persona murió el 10 de enero–, La-Lista detectó en Twitter un reporte sobre fallas en las escaleras a causa de los orines. Realizamos la misma solicitud de información vía transparencia para obtener datos actualizados.

Los orines han descompuesto las escaleras eléctricas del Metro en la CDMX decenas de veces - WhatsApp-Image-2023-02-24-at-17.34.47-1-1024x1280

En las solicitudes de información hechas por La-Lista, el Metro de la Ciudad de México reportó no tener datos anteriores a 2017, por lo que se desconoce si antes de ese año hubo elevadores o escaleras eléctricas descompuestas por orines.

La respuesta detalla que los orines han provocado daños en la cadena de peldaños de las escaleras eléctricas, en la moldura del zócalo y la cadena de impulsión. El 87% de las escaleras eléctricas afectadas son de subida.

La orina de las personas afecta tanto a escaleras eléctricas nuevas como a las más antiguas. En 2017, en la estación Consulado de la Línea 4, una escalera que fue instalada en 1981 resultó averiada. Y en 2020, en la estación Pino Suárez de la Línea 1, otra con apenas cinco años de uso se descompuso.

Pero ¿cómo ocurre? ¿cómo puede alguien orinar libremente por más de 10 o 15 segundos en una escalera sin que nadie se percate o le diga algo?

El gobierno ya tiene pistas. En una conferencia en donde se coló el tema de los orines, Guillermo Calderón, director del Metro de la Ciudad de México, reconoció que es un problema constante en las instalaciones de este medio de transporte.

“Sucede en las noches, en estaciones de baja afluencia y cuando no hay otros usuarios que estén a la vista”, reveló Calderón.

A su análisis, el funcionario agregó que la orina es ácido úrico que produce una corrosión severa en los mecanismos.

“Obliga a pasar de los mantenimientos preventivos que cotidianamente se le dan a las escaleras a un mantenimiento correctivo”, explicó el director del Metro.

Aunque el funcionario aseguró que las estaciones donde las escaleras eléctricas se descomponen tienen baja demanda de personas, esto afecta a millones de ciudadanos que toman el metro para llegar a su trabajo, escuela o cualquier otro recorrido. En las 12 estaciones donde en algún momento se han descompuesto las escaleras, solo durante el 2020, hubo una afluencia de 70 millones de viajes.

La estación Chilpancingo de la Línea 9 del Metro es donde más descomposturas ha habido. Ahí, en cuatro ocasiones las escaleras eléctricas dejaron de funcionar por orines de personas.

Las fallas en las escaleras eléctricas del Metro son un reclamo común entre usuarios. En redes sociales como Twitter hay varias publicaciones de gente que debe subir y bajar por su propia cuenta debido a la suspensión del servicio y critican que esta misma situación la enfrentan las personas de la tercera edad o con discapacidad.

También los elevadores acaban descompuestos por orines de personas

Los orines han descompuesto las escaleras eléctricas del Metro en la CDMX decenas de veces - WhatsApp-Image-2023-02-24-at-17.34.47-1024x1280

No solo las escaleras eléctricas han resultado afectadas porque usuarios se orinan en ellas, también los elevadores de 10 estaciones se han descompuesto a causa de orines en las líneas 2, 3, 9, A y B.

Entre 2017 y 2022, los casos de elevadores descompuestos por orina se han registrado en las estaciones Centro Médico, Ciudad Azteca, Ecatepec, La Paz, Revolución, San Lázaro, Santa Martha, Tepalcates, Xola y Zapata.

Los últimos cuatro casos se registraron durante el 2022. Ese año en las estaciones Revolución, La Paz, Tepalcates y Santa Martha se descompusieron elevadores que habían sido instalados entre 2013 y 2014.

Tepalcates, de la Línea A, es la estación donde más elevadores del Metro de la Ciudad de México se han descompuesto por orina, con cuatro reportes en los últimos cinco años.

Síguenos en

Google News
Flipboard
La-Lista Síguenos en nuestras redes sociales