Síguenos

 

Mundo

La mujer que murió en disturbios del Capitolio creía en las teorías de la conspiración

Ashli Babbitt, a quien la policía le disparó el miércoles, creía que la invasión del Capitolio sería el momento decisivo para EU.

Ashli Babbitt murió cuando una multitud de seguidores de Trump tomó por asalto el Capitolio. Foto: Twitter

Recibe en tu correo el newsletter de La-Lista

A finales de diciembre, la vicepresidenta entrante de EU, Kamala Harris, tuiteó sobre sus planes para los primeros cien días de la administración de Biden. Prometió “asegurarse de que los estadounidenses usen cubrebocas, distribuir 100 millones de vacunas, y regresar a los niños a la escuela con seguridad”.

Entre las respuestas había un enfurecido tuit de una veterana de la Fuerza Aérea en San Diego: “¡No, no lo harás, carajo!” Respondió Ashli Babbitt a Harris. “No más cubrebocas, púdrete, no Biden el pedófilo, no vacunas … siéntate sobre tu fraudulento trasero … somos el pueblo, perra!”

Babbitt no sólo tuiteó. Tenía planes de volar a Washington una semana después para participar en una enorme protesta para exigir que Donald Trump, y no Joe Biden, fuera presidente.

También lee: El Congreso de EU ratifica a Joe Biden como presidente electo; Trump acepta fin

Las autoridades dijeron que Babbitt murió por los disparos que recibió durante la caótica invasión de los seguidores de Trump en el Capitolio, mientras que otras cuatro personas, incluyendo a un oficial de la Policía del Capitolio, también fallecieron.

En los días posteriores a la toma del edificio del Capitolio el pasado 6 de enero, que obligó a los políticos a huir o esconderse, algunas personas han revisado sus redes sociales para intentar comprender su radicalización.

La cuenta de Twitter de Babbitt muestra a una mujer profundamente involucrada durante meses con una teoría de conspiración que describe a los políticos demócratas como pedófilos malvados, y también persuadida, y enfurecida, por las mentiras de Trump y sus aliados sobre un fraude electoral.

Cuatro semanas antes de unirse a la multitud en Washington, Babbitt retuiteó las falsas acusaciones de Trump, así como las de abogados pro Trump como Lin Wood y Sidney Powell, que alegan que hubo un fraude masivo y afirman que Trump ganó la elección de 2020.

También lee: Exclusiva La-Lista | ‘Lo que ocurrió en el Capitolio de EU debe caer en los hombros de Donald Trump’: Rosario Marín

Muchos de los tuits de Babbitt, de acuerdo con expertos en extremismo, también la señalan como una creyente de QAnon, una teoría de la conspiración que asegura que Donald Trump intenta salvar al mundo de un culto de pedófilos satánicos, que incluye a políticos demócratas como Biden y a celebridades de Hollywood, y que pronto serán llevados ante la justicia.

Babbitt no fue una líder o personaje influyente dentro del movimiento de QAnon, de acuerdo con Marc-André Argentino, un investigador que estudia a QAnon y a otros grupos extremistas. Ella casi no publicó contenido original ni vendió mercancía relacionada con el movimiento. Pero, desde febrero de 2020, tuiteó constantemente sobre la conspiración, y hacía alrededor de 50 publicaciones diarias, según Argentino. El día de las elecciones, publicó 77 veces.

Sus redes sociales también tienen publicaciones que cuestionan el uso de cubrebocas y otras medidas de salud pública. Ella respondió con ira a una alerta a principios de diciembre con la que las autoridades de salubridad de California reinstauraron las órdenes de quedarse en casa para prevenir el esparcimiento del coronavirus, pues los contagios crecieron al sur de California: “Esto es basura comunista”.

La teoría de la conspiración de QAnon, aunque tiene espeluznantes acusaciones sobre la torutra de niños, es por completo un movimiento político, no es sólo un delirio personal, según los expertos.

Joan Donovan, la directora de investigación en el Shorenstein Center on Media, Politics, and Public Policy de Harvard, dijo que “Las personas que fueron al Capitolio no solo intentaban salvar a Trump, también intentaban detener la democracia multiracial que se aproxima”, pues creen que establecerá “una agenda globalista radical y de izquierdas”.

En Twitter, Babbit compartió mensajes exhortando a las personas como ella a tomar acciones, con mensajes como: “Tu gobierno ya no te tiene miedo. Eso tiene que cambiar. Lo más pronto posible”.

Babbitt era una pequeña empresaria y, según ella, libertaria. Era la propietaria de un negocio en San Diego, Fowler’s Pool Service and Supply, de acuerdo con los registros comerciales de California. Su perfil de LinkedIn la pone como propietaria de la compañía desde mayo de 2017.

En un tuit, que reportó Bellingcat por primera vez, Babbitt dijo que votó por Barack Obama antes de votar por Trump. En los últimos meses, se convirtió en una fiel seguidora de las teorías conspiracionistas que Trump y otros promovieron.

Babbitt también tenía un historial de conducta conflictiva. En 2016, le imputaron cargos de imprudencia temeraria, conducción peligrosa, y daño doloso a la propiedad en Maryland, pero más tarde los retiraron, de acuerdo con los registros de la corte. Una exnovia del esposo de Babbitt escribió en una orden de restricción contra Babbitt que ella la siguió en su auto y le chocó por detrás en tres ocasiones, según los reportes de múltiples medios.

“Me gritó y me amenazó verbalmente”, asegura en la queja.

Los intentos para contactar a la familia de Babbitt no fueron exitosos.

Babbitt escribió que pensaba que la protesta del 6 de enero sería el momento decisivo para el país, y el cumplimiento de algunos eventos clave que los seguidores de QAnon esperaban: “Nada nos detendrá … pueden intentar e intentar e intentar pero la tormenta ya llegó y caerá sobre DC en menos de 24 horas … ¡de la oscuridad a la luz!” tuiteó el día anterior a la protesta, y referenció frases clave para QAnon.

Desde 2018, QAnon es considerada una potencial amenaza de terrorísmo doméstico y ha estado vinculada con una serie de actos violentos y criminales.

Travis View, el anfitrión del podcast QAnon Anonymous, dijo que las publicaciones muestran que Babbitt era “una seguidora de QAnon comprometida al 100%. No era discreta. Estaba profundamente involucrada”.

Las escenas del Capitolio

En el rally del 6 de enero, Babbitt escuchó cómo Trump exhortó a sus seguidores a marchar hacia el edificio del Capitolio mientras los representantes estaban en el proceso de certificar oficialmente los resultados de la elección de 2020, y confirmar la victoria de Biden.

“Jamás recuperarán a nuestro país con debilidad. Tienen que demostrar su fortaleza, tienen que ser fuertes”, les dijo Trump.

También lee: Fans de Trump gritan traición por regaño tras hechos del Capitolio de EU

“Fue increíble ver hablar al presidente”, dijo Babbitt en un video de Facebook obtenido por TMZ. “Nos dirigimos hacia el Capitolio en una multitud. Hay un mar de patriotas rojo, blanco y azul”. Estaba sonriendo.

En el Capitolio, Babbit estaba entre las hordas que empujaron y pelearon para superar a la policía del Capitolio y entraron al edificio, lo que obligó a los políticos a huir o esconderse, y detuvo temporalmente la certificación de la victoria de Biden.

Múltiples videos capturaron el momento en un pasillo del Capitolio en que Babbitt estaba al frente de la multitud junto a la puerta, cerrada y atrancada, del Vestíbulo del Orador. Del otro lado había miembros del Congreso y policías del Capitolio protegiendolos, de acuerdo con los reportes de las noticias.

Un video que obtuvo el Washington Post muestra a Babbitt y a otros miembros de la multitud gritando al grupo de policías que protegían la puerta, exigiéndoles que salieran, mientras otros seguidores de Trump golpeaban el cristal de la puerta, y otros miembros de la multitud avanzaban, gritando “¡Tírenla!” y “¡Avancemos, carajo!” mientras intentaban romper la puerta.

Otros videos ampliamente difundidos muestran a Babbit brincando para pasar por uno de los paneles de vidrio de la puerta, hacia los legisladores y al otro lado del pasillo, mientras un hombre grita “¡Derríbenla!” El rodaje muestra un disparo, y a Babbitt cayendo. Más tarde, las autoridades confirmaron que recibió disparos de un policía del Capitolio, y que la situación está bajo investigación.

Los legisladores de ambos partidos que estaban presentes cuando le dispararon a Babbitt no han emitido comentarios acerca de la conducta peligrosa de la multitud.

“Las hordas iban a pasar por la puerta; había mucho peligro para los representantes y el staff en ese momento”, dijo el congresista republicano de Oklahoma Markwayne Mullin, de acuerdo con Fox News.

Él defendió la decisión de la policía de disparar contra Babbitt: “Sus acciones serán juzgadas de diferentes maneras en el futuro, pero yo creo que salvaron la vida de muchas personas. Desafortunadamente tuvo que cobrar una”.

En entrevistas, miembros de la familia de Babbitt defendieron su posición política y su enojo.

“Mi hermana era una californiana normal”, dijo su hermano Roger Witthoeft al New York Times. “Los problemas que la irritaban son cosas que a todos nos irritan”.

Babbitt sirvió en el ejército durante 14 años, según Witthoeft. “Si sientes que dista la mayor parte de tu vida por tu país y nadie te escucha, es difícil lidiar con eso. Por eso estaba tan molesta”.

The Guardian
Contribuye a The Guardian

También te puede interesar

Tecnología

Los fleets de Twitter dejaron de existir. Te explicamos qué pasó.

Mundo

El Comité de Supervisión de la Cámara de Representantes publicó documentos que comprueban que Trump presionó a un alto funcionario para declarar fraude electoral.

Tecnología

Twitter ofrecerá premios de hasta 3 mil 500 dólares a quienes detecten brechas de seguridad y vulnerabilidades en sus algoritmos.

Tecnología

Los investigadores hallan que las interacciones mínimas de los usuarios jóvenes puede desencadenar una avalancha de imágenes de cuerpos delgados y dietas.

Publicidad