Igualdad, democracia y justicia: la apuesta discursiva de Biden en su llegada a la presidencia de EU
Joe Biden durante su discurso de inauguración de mandato en el Capitolio, Washington, DC. Foto: Caroline Brehman / POOL/EFE.

Muchos, no sólo ciudadanos estadounidenses, esperaban palabras pacificadoras en la toma de protesta del demócrata Joe Biden, pero quizá sus expectativas fueron superadas. En el discurso de Biden a su llegada a la presidencia de EU, hizo alusión a varios de los grupos sociales, a favor o en contra suyo.

Este es el día de la democracia (preciosa y frágil pero que prevalece). Un día de historia y de esperanza”, enfatizó al inicio de su discurso en la explanada del Capitolio de Washigton DC, donde hace unos días se dio el asalto violento por parte de grupos extremistas a favor del mandatario saliente Donald Trump.

En repetidas ocasiones, Biden utilizó palabras como justicia, resiliencia, democracia, esperanza, fortaleza. Pero hizo alusiones constantes a la reparación, restauración, justicia y a la sanación.

“Acabo de tomar el sagrado juramento y cada uno de estos patriotas también hicieron este juramento, el primero que hizo George Washington. La historia de Estados Unidos no depende de uno de nosotros sino de todos nosotros, el pueblo que busca una unión más perfecta. Ésta es una gran nación, somos gente buena y a través de los siglos hemos hecho todo en la paz y el amor, pero todavía tenemos mucho a donde llegar”.

“Seguiremos adelante con urgencia y velocidad, ya que tenemos tantas cosas que hacer. Este invierno de peligro hay tanta cosas para reparar, restaurar para sanar, para reconstruir y mucho para ganar también”.

Joe Biden, presidente demócrata de EU

“Tenemos tanto tiempo que nos hace perseguir el sueño de justicia para todos y no podemos posponer este sueño. La gente grita por la sobrevivencia, es el grito del planeta, ya no podemos escuchar un grito más desesperado y más claro que ahora. Estamos hablando de cómo está surgiendo la supremacía blanca, el extremismo y terrorismo doméstico. Debemos enfrentar y lo derrocaremos”, fueron palabras de Biden que seguramente tocaron a la puerta de la comunidad latina en EU, la atención de los “dreamers” o el movimiento #BlackLivesMatter. 

Es indispensable superar estos retos, y para ello, reconció Biden, se requiere mucho más que palabras para hacer esto, se requiere unidad.

“Tenemos que enfrentar a los enemigos, la ira, el resentimiento, el odio, el extremismo, la ilegalidad, la violencia, la enfermedad, el desempleo, la desesperanza y a través de la unidad podemos hacer cosas grandiosas e importantes”.

“Podemos hacer que lo incorrecto sea correcto, podemos enseñar a nuestros hijos y podemos superar a esta fatal virus y podemos crear empleos y podemos hacer que haya justicia racial y que Estados Unidos sea una vez más la fuerza principal del bien en el mundo”.

Biden también reconoció que las divisiones son profundas y reales. “Pero también sé que no son nuevas; nuestra historia ha sido una lucha constante entre el ideal estadunidense de que todos somos creados iguales y la fea, triste y dura realidad del nativismo, racismo y del temor de todas estas cosas horrendas que nos han separado por tanto tiempo. La lucha es perene, pero la victoria no siempre es segura. La historia, la fe, la razón muestran el camino de la unidad”.

Llegado el momento Biden también hizo alusión a la equidad de género y el reconocimiento de la participación de las mujeres en distintos ámbitos de la vida pública del país. “Aquí estamos donde hace más de 100 años, en una inauguración, miles de manifestantes trataron de bloquear a mujeres que estaban luchando por el derecho a votar y aquí seguimos, tenemos a la primera mujer vicepresidenta (Kamala Harris). No me digan que no podemos cambiar”.

Igualdad, democracia y justicia: la apuesta discursiva de Biden en su llegada a la presidencia de EU - 1024px-Kamala_Harris_-_Douglas_Emhoff_and_Joe_Biden
Foto: Senado de EU, oficina de la ex senadora y hoy vicepresidenta de EU, Kamala Harris.

“Podemos vernos a nosotros no como adversarios, sino como amigos y podemos tratarnos con dignidad y respeto; podemos unir fuerzas, dejar de gritar y bajar la temperatura y los ánimos; sin la unidad no hay paz, solamente inseguridad, no hay avance ni progreso y no hay nación solo un estado de caos.

“Empecemos todos de nuevo a escucharnos unos a los otros a oírnos a vernos y a mostrar respeto entre nosotros, la política no debe ser un incendio que arrase con todo, cada desacuerdo no tiene que ser causa de una guerra total y debemos de rechazar la cultura de que en que los hechos mismos estén siendo manipulados”.

Hoy, las palabras de Joe Biden comenzaron a escribir su historia como primer mandatario en su país. Las expectativas son altas.

“Podemos hacer que haya justicia racial y que Estados Unidos sea una vez más la fuerza principal del bien en el mundo”.

Joe Biden , presidente de EU.