La-Lista de la desigualdad (o cómo recomponer el mundo) en la mirada de Oxfam
Migrantes hondureños descansan en una carretera luego de la represión de autoridades guatemaltecas hoy, en Chiquimula (Guatemala). La caravana compuesta por miles de hondureños, pretenden llegar a México y posteriormente a Estados Unidos en busca del sueño americano. Según constató Efe, los migrantes fueron atacados a palos y con bombas lacrimógenas por miembros del Ejército de Guatemala cuando intentaron avanzar en una carretera al oeste del país, donde permanecen varados desde la noche del sábado 16 de enero, 2021. Foto: EFE/ Esteban Biba

Si bien es cierto que la llegada de la pandemia mundial por COVID-19 ha puesto en evidencia inevitable la prevalencia de la desigualdad en el planeta, reflejada en varias de sus aristas sociales y económicas, también lo es que –como consigna el reciente Informe global de Oxfam–, que “la respuesta de los gobiernos ante la pandemia es un capítulo que aún no está escrito”. 

Los Gobiernos de todo el mundo tienen una ventana de oportunidad cada vez más pequeña para construir una economía inclusiva tras la llegada de COVID-19: una economía más justa e inclusiva, que proteja al planeta y acabe con la pobreza, señala el documento recién dado a conocer. 

Oxfam Internacional

“Para conseguirlo, deben transformar con urgencia el actual sistema económico, que ha explotado y agravado el patriarcado, el supremacismo blanco y los principios neoliberales. Este sistema ha impulsado la desigualdad extrema, la pobreza y la injusticia, y ha creado un mundo que no estaba en absoluto preparado para afrontar esta crisis. Ahora más que nunca, los Gobiernos tienen a su disposición una serie de ideas realistas y sensatas para construir un futuro mejor. Es una oportunidad que no pueden desaprovechar”.

©Foto: Angélica Escobar.

También puedes leer: El virus de la desigualdad

Esta desigualdad extrema “tiene un costo humano inmenso”, destaca Oxfam Internacional en el reciente reporte “El virus de la desigualdad”. Aquí te compartirmos La-Lista de algunos puntos de su análisis: 

  • Las mil mayores fortunas del mundo han tardado sólo nueve meses en recuperar su nivel de riqueza previo a la pandemia.
  • Para las personas en mayor situación de pobreza del mundo esta recuperación podría prolongarse 14 veces más, a lo largo de más de una década.
  • La fortuna acumulada por los 10 mil millonarios más ricos del mundo, desde el inicio de la crisis, es más que suficiente para evitar que ninguna persona del mundo se vea sumida en la pobreza a causa del virus, así como para financiar la vacunación contra COVID-19 de toda la población mundial.
  • A nivel mundial, las mujeres están sobrerrepresentadas en los sectores económicos más afectados por la pandemia. 
  • Si la presencia de hombres y mujeres en dichos sectores fuese totalmente equitativa, 112 millones de mujeres dejarían de tener un riesgo elevado de perder sus ingresos o empleos.
  • En Brasil, las personas afrodescendientes tienen un 40 % más de probabilidades de morir a causa de COVID-19 que las personas blancas.
  • Si su tasa de mortalidad (en Brasil), hubiese sido la misma que la de las personas brasileñas blancas, se habrían producido 9,200 muertes menos de personas afrodescendientes entre el inicio de la pandemia y junio de 2020.
  • En Estados Unidos la población latina y negra tiene más probabilidades de morir por COVID-19 que la población blanca.
  • Si la tasa de mortalidad de estos grupos hubiese sido la misma que la de las personas blancas, aproximadamente 22,000 personas negras y latinas habrían seguido con vida en diciembre de 2020.
  • El Banco Mundial calcula que, si los países empiezan ya a adoptar medidas para reducir la desigualdad, la pobreza volvería a los niveles previos a la crisis en tan sólo tres años, en lugar de tardar más de una década.
  • La pandemia por coronavirus tiene el potencial de agravar la desigualdad en prácticamente todos los países del mundo al mismo tiempo, una situación sin precedentes desde que existen registros.
  • El virus ha puesto al descubierto y ha exacerbado las desigualdades económicas, de género y raciales, a la vez que se ha alimentado de ellas. 
  • Más de 2 millones de personas han perdido la vida, y cientos de millones se están viendo arrastradas a la pobreza, mientras que la mayoría de las personas y empresas más ricas del mundo sigue enriqueciéndose. 
  • Las fortunas de los mil millonarios han recuperado el nivel previo a la pandemia en tan sólo nueve meses, mientras que para las personas en mayor situación de pobreza del mundo esta recuperación podría tardar más de una década en llegar. 

“La actual crisis ha puesto al descubierto nuestra fragilidad colectiva, así como la incapacidad de nuestra economía, profundamente desigual, de beneficiar al conjunto de la sociedad”.