Síguenos

 

Mundo

Joe Biden remarca su posición contra regla discriminatoria del aborto

La propuesta de presupuesto del presidente busca poner fin a la enmienda de Hyde que limita la cobertura del seguro de despidos para casi 8 millones de mujeres.

Joe Biden sobre el aborto
Joe Biden es el primer presidente desde Bill Clinton en no incluir la enmienda Hyde en su propuesta de presupuesto. Foto: Rex / Shutterstock

Recibe en tu correo el newsletter de La-Lista

Por primera vez en casi 30 años, un presidente de EU publicó un presupuesto que no prohíbe los fondos federales para el aborto.

El viernes, Joe Biden publicó su propuesta de presupuesto completo para el año fiscal 2022 y, de acuerdo con su promesa de campaña sobre el acceso al aborto, Biden no incluyó la enmienda de Hyde, una cláusula adicional del presupuesto anual que prohíbe el uso del dinero federal de Medicaid para casi todos los abortos. (Hay excepciones para los embarazos resultantes de una violación o incesto o que pudieran ser una amenaza para la vida de la persona embarazada).

La enmienda Hyde limita drásticamente la cobertura del aborto para millones de personas de bajos ingresos inscritas en el programa federal de seguro médico, lo que crea un sistema de acceso de dos niveles. Los defensores y legisladores han calificado a Hyde como una medida discriminatoria, dañina y racista. Pero durante años, las administraciones demócratas y republicanas mantuvieron la prohibición debido al apoyo de los votantes y al estigma contra el aborto.

No te pierdas: Texas prohíbe el aborto después de las seis semanas y sin excepción por violación

“Nos encanta que el presidente Biden cumpla su promesa de campaña y presente un presupuesto sin la enmienda Hyde”, dijo Destiny López, copresidenta de All* Above All, una organización de justicia reproductiva que ha liderado la lucha para revocar las prohibiciones de cobertura del aborto. “La enmienda Hyde ha negado, durante más de 40 años, la cobertura de seguro de aborto para las personas que trabajan para llegar a fin de mes y hoy marcará la primera vez en décadas que nuestro presidente presenta un presupuesto sin la enmienda Hyde”.

Los defensores de la justicia y los derechos reproductivos han señalado durante mucho tiempo que el derecho al aborto sin acceso es un derecho solo de nombre, y restricciones como Hyde pueden colocar barreras a menudo insuperables para acceder al aborto, al tiempo que perpetúan la desigualdad racial y económica, dos temas en los que Biden hizo campaña. Las personas negras, latinas y LGBTQ tienen una probabilidad desproporcionada de tener bajos ingresos y obtener un seguro a través de Medicaid, por lo que enfrentan la prohibición de cobertura.

El aborto a las 10 semanas de embarazo cuesta un promedio de 550 dólares y los costos aumentan a medida que avanza el embarazo. Las personas enfrentan otros costos, como tomar tiempo libre sin goce de sueldo, el cuidado de niños, ya que la mayoría de las personas que buscan abortos ya son padres, y costos de viaje. Las personas con bajos ingresos pueden necesitar tiempo para reunir fondos porque su seguro no cubre el aborto y pueden quedar atrapadas en un ciclo cruel a medida que el procedimiento se vuelve más caro o incluso se acercan al límite gestacional en su estado.

En conjunto, Hyde funciona como una prohibición de facto del aborto para muchos. Una revisión de la literatura de 2009 estimó que una de cada cuatro mujeres con Medicaid restringido se sometería a un aborto si su seguro lo cubriera, pero en cambio se ven obligadas a llevar el embarazo a término. Un estudio de 2019 en Louisiana llegó a una conclusión similar. Las mujeres a las que se les niega un aborto deseado tienen más probabilidades vivir en situación de pobreza tanto seis meses como cuatro años más que aquellas que se practican un aborto, según un estudio de 2018.

Te puede interesar: La prohibición del aborto en Texas es un acto de misoginia… y podría empeorar

Una encuesta de 2019 encargada por All* Above All descubrió que seis de cada 10 votantes registrados creen que Medicaid debería cubrir los servicios de aborto al igual que cubre otros cuidados relacionados con el embarazo. López dijo que terminar con Hyde encaja perfectamente con las prioridades que ha declarado Biden de equidad racial y seguridad económica. “El presidente y la administración entienden que las mismas personas que enfrentan la peor parte de esta pandemia, y la peor parte de este ajuste de cuentas nacional sobre la justicia racial, son las que han sido perjudicadas por Hyde”, afirmó.

El presupuesto del viernes es histórico, dijo Yamani Hernández, directora ejecutiva de la Red Nacional de Fondos para el Aborto, una organización para grupos de ayuda mutua que ayudan a las personas a pagar los gastos del aborto y coordinar sus viajes. “Durante años, negros, indígenas y personas de color se han organizado para resaltar las injusticias del aborto que han pesado desproporcionadamente sobre sus hombros, y hoy finalmente han sido escuchados”, dijo Hernández.

Si bien 16 estados usan sus propios fondos para cubrir el aborto para las personas inscritas en Medicaid, en 2019, 7.7 millones de mujeres en edad reproductiva con Medicaid vivían en los 34 estados y Washington, DC que prohíben la cobertura del aborto. De las mujeres sujetas a las prohibiciones, el 51% son mujeres de color. La medida tendrá menos efecto en los 12 estados que aún no han expandido Medicaid pues sin umbrales de ingresos más altos, es más difícil para los adultos de bajos ingresos sin hijos calificar para el programa.

El presupuesto de Biden también elimina la prohibición de la cobertura del aborto para los residentes de bajos ingresos de Washington, DC. Al momento de esta publicación, no estaba claro si el presupuesto incluía otras restricciones similares a Hyde que limitan la cobertura para personas con discapacidades aseguradas a través de Medicare, así como para empleados federales, personal militar, nativos americanos que usan el Servicio de Salud para Indígenas (IHS), voluntarios de Peace Corps y personas encarceladas en prisiones federales. En el año fiscal 2015, los fondos federales cubrieron solo 160 abortos.

Te recomendamos: Arizona aprueba ley que prohíbe el aborto por condiciones genéticas

Hyde se ha aprobado todos los años desde 1976 y desde 1993 un presidente no ha publicado un presupuesto sin Hyde, aunque un esfuerzo del presidente Bill Clinton fracasó en la Cámara. La derogación de Hyde estuvo en la plataforma del Partido Demócrata por primera vez en 2016 y en el ciclo de 2020 Biden fue el último candidato presidencial demócrata en apoyar su derogación. Tras las críticas en junio de 2019, Biden revirtió su apoyo de larga data y dijo: “No puedo justificar dejar a millones de mujeres sin acceso a la atención que necesitan y la capacidad de… ejercer su derecho protegido constitucionalmente“.

A los defensores de la derogación de Hyde les preocupaba que Biden no cumpliera con su promesa de campaña, sobre todo porque aún no ha pronunciado la palabra “aborto”. Los defensores dicen que es una muestra importante de apoyo en un momento crítico: la semana pasada, la Suprema Corte acordó dar una audiencia a un caso sobre una prohibición de 15 semanas de Mississippi que desafía directamente al precedente Roe v Wade, el caso de 1973 que legalizó el aborto.

Aunque la medida de Biden puede ser en gran parte simbólica, es un acto importante para los defensores. La propuesta de presupuesto del presidente no es vinculante y le corresponde al Congreso redactar y aprobar la versión final que se envía al escritorio de Biden. La presidenta del comité de asignaciones de la Cámara, Rosa DeLauro, prometió no incluir presupuesto para Hyde en futuros proyectos de ley de gastos de la Cámara, una medida que apoya la presidenta de la Cámara, Nancy Pelosi. Si el presupuesto es aprobado por la Cámara, se enfrentará a un Senado 50-50, con varrios senadores demócratas de centro que apoyan a Hyde. Los senadores Joe Manchin de Virginia Occidental, Bob Casey de Pennsylvania y Tim Kaine de Virginia votaron para incluir a Hyde en el proyecto de ley de ayuda por el Covid-19 aprobado en marzo, pero el esfuerzo finalmente fracasó.

“Al igual que con muchos temas progresistas, el Senado es más desafiante”, dijo López, y agregó: “Lo lograremos. Es importante dejar estos marcadores de apoyo y que el líder de nuestro partido ponga un marcador de que apoya la justicia del aborto, que apoya el levantamiento de las prohibiciones de cobertura del aborto”.

No te pierdas: Aborto en CDMX: a 14 años aún hay mitos y falta de perspectiva de género en los medios

Por separado, la Cámara presentó una legislación conocida como Each Law que derogaría permanentemente la enmienda Hyde, eliminándola del proceso presupuestario anual. La vicepresidenta Kamala Harris copatrocinó el proyecto de ley cuando se presentó por primera vez en 2019.

The Guardian
Contribuye a The Guardian

También te puede interesar

Fotografía

Joe Biden y Vladimir Putin tienen su primer encuentro e Indonesia se acerca a los dos millones de infectados por covid. Eso y más...

Moda

Las nuevas voceras de la marca incluyen a Megan Rapinoe, Priyanka Chopra Jonas, Valentina Sampaio y Amanda de Cadenet

Medio Ambiente

Los países se ven presionados para tomar acciones urgentes para administrar el agua y la tierra y combatir la emergencia climática

Economía

El presidente del CCE, Carlos Salazar, pidió "no alarmarse" tras las primeras dos denuncias laborales que presentaron sindicatos estadounidenses.

Publicidad