Corte de EU acepta demanda de México contra fabricantes de armas
México demandó a 11 fabricantes de armas de Estados Unidos. Foto: Wolfgang Brauner/Pixabay.

Una corte de Estados Unidos aceptó la demanda que el gobierno de México impuso contra 11 fabricantes de armas de la Unión Americana. 

“La Corte Federal de Massachusetts aceptó el litigio presentado por el Gobierno de México contra diversas empresas responsables de comercio negligente de las armas que usa la delincuencia aquí”, detalló Marcelo Ebrard Casaubón, secretario de Relaciones Exteriores (SRE), en su cuenta de Twitter. 

El canciller aseguró que este proceso es “un primer gran paso” y que a continuación vendrá la notificación a los demandados y el inicio del proceso legal.

El 4 de agosto, el gobierno mexicano presentó una denuncia en contra de 11 fabricantes de armas de Estados Unidos, y acusó que más de medio millón de armas llegan cada año del país procedentes de la Unión Americana y son responsables de cerca de 17,000 homicidios anuales.

El flujo de armas en México es un resultado previsible de las decisiones deliberadas y conscientes de los acusados al designar, promocionar, distribuir y vender armas de formas que saben con virtual certeza que suministrarán a criminales en México”, dice una parte de la demanda.

Ebrard aseguró que uno de los objetivos de esta demanda a fabricantes de armas es lograr una compensación “por los daños causados por sus prácticas negligentes”.

Detalló que el monto de esta exigencia deberá ser determinado durante el juicio.

Las empresas demandadas son Smith & Wesson; Barrett Firearms Manufacturing; Beretta USA; Beretta Holding; Century International Arms; Colt’s Manufacturing Company; Glock, Inc.; Glock Ges.m.b.H.; Sturm, Ruger & Co., Witmer Public Safety Group e Interstate Arms.

México atraviesa desde hace más de una década una escalada de violencia que ha dejado decenas de miles de muertos en todo el país, la mayoría de ellas atribuidas a la batalla entre los cárteles del narcotráfico que ingresan al país armas desde Estados Unidos para nutrir sus ejércitos.

“Se demanda no solo la reparación del daño, sino evitar que se siga generando esta tragedia de violencia que México vive. Yo estoy seguro que muchos de nuestros problemas en materia de violencia son provocados por el uso ilegal y la introducción ilegal de armas a nuestro país”, dijo el senador Ricardo Monreal durante el anuncio del recurso legal.

Tras la denuncia, la Asociación Industrial del Comercio de las Armas criticó las acusaciones y aseguró que se trata de una búsqueda de un “chivo expiatorio”, pero en lo que México debería enfocarse es en llevar a los cárteles a ante la justicia.

“Estas acusaciones carecen de fundamento. El gobierno mexicano es responsable del crimen desenfrenado y la corrupción dentro de sus propias fronteras”, dijo Lawrence G. Keane, Vicepresidente Senior y Asesor Jurídico de NSSF.

En un comunicado, denunciaron que son los cárteles los que hacen un uso indebido delictivo de armas de fuego importadas ilegalmente a México o robadas al ejército mexicano y a las fuerzas del orden público.

“En lugar de buscar el chivo expiatorio de las empresas estadounidenses que respetan la ley, las autoridades mexicanas deben concentrar sus esfuerzos en llevar a los cárteles ante la justicia. El gobierno mexicano, que recibe una ayuda considerable de los contribuyentes estadounidenses, es el único responsable de hacer cumplir sus leyes”, dijeron.

Además, aseguraron que menos del 12% de las armas incautadas en México en 2008 provienen de Estados Unidos. “El gobierno de Estados Unidos también vende armas de fuego directamente al gobierno mexicano. Los soldados mexicanos continúan desertando para trabajar para los cárteles de la droga, llevándose consigo sus rifles de servicio fabricados en Estados Unidos”, apuntaron.

-Con Información de EFE