Luisiana emite alerta por arribo del “extremadamente peligroso” huracán ‘Ida’
Se estima que el huracán impacte Nueva Orleans, el domingo 29 de agosto. Foto: @NHC_Atlantic/Twitter.

AFP.- Las autoridades en Luisiana y otras zonas de la costa del Golfo de Estados Unidos emitieron advertencias cada vez más alarmantes el sábado a medida que el huracán “Ida”, que podría acarrear vientos de hasta 210km/h, se mueve a una velocidad inesperada hacia el área de Nueva Orleans

“Se espera que Ida sea un gran huracán extremadamente peligroso cuando se acerque a la costa norte del Golfo el domingo”, dijo el Centro Nacional de Huracanes de Estados Unidos (NHC), y agregó que los preparativos para la tormenta deben “acelerarse hasta su finalización”. 

Vientos con fuerza de tormenta tropical azotarán el área el sábado por la tarde y se espera que “Ida” toque tierra en Luisiana como un poderoso huracán de categoría 4 el domingo por la noche.

En Nueva Orleans, la alcaldesa LaToya Cantrell advirtió a los residentes que se tomen a Ida con la mayor seriedad. “El tiempo no está de nuestro lado”, dijo en una rueda de prensa televisada el sábado. “Está creciendo rápidamente, se está intensificando”. 

El sur de Luisiana se estaba preparando para daños masivos e inundaciones, con lluvias de hasta 50 centímetros pronosticadas en algunos lugares, mientras la tormenta ruge a través del Golfo después de azotar el oeste de Cuba. 

Las autoridades advirtieron que se producirán cortes de energía y que podrían ser duraderos. 

“La pérdida prolongada de energía es casi segura”, dijo el sábado a la prensa el director de seguridad de Nueva Orleans, Collin Arnold. “Imploro que se tomen esta tormenta en serio”, señaló.

A última hora de la mañana del sábado, Ida tenía vientos máximos sostenidos de 135 kph y se movía a 25 km/h, dijo el NHC. 

Cantrell había llamado anteriormente a residentes ubicados dentro del área de protección contra huracanes de la ciudad a que se refugien, y agregó que cualquier persona fuera del área que planee irse debe “hacerlo de inmediato”. 

“No queremos tener gente en la carretera y, por lo tanto, en mayor peligro”, dijo el viernes. 

El domingo se cumple el 16 aniversario de “Katrina”, el devastador huracán que inundó el 80% de Nueva Orleans, dejando 1,800 muertos y miles de millones de dólares en daños a la propiedad. 

Desde entonces, a ciudad ha fortalecido sustancialmente su sistema de diques protectores.

Cantrell dijo que para evitar el caos que siguió a “Katrina”, con miles de personas varadas por las inundaciones, la ciudad ha alquilado 125 autobuses para las evacuaciones posteriores a la tormenta. 

El sábado se registró un intenso tráfico en las carreteras para salir de la zona. 

El Servicio Meteorológico Nacional de Estados Unidos pronostica una “marejada ciclónica potencialmente mortal” cuando el huracán toque tierra a lo largo de las costas de Luisiana y Misisipi, advirtiendo de “daños catastróficos por vientos”. 

“El momento de actuar es AHORA. Ahora se pronostica que el huracán Ida tocará tierra como un huracán de categoría 4”, instó en un tuit la oficina de Nueva Orleans del Servicio Meteorológico Nacional. 

Se trata del segundo nivel más elevado en la escala de vientos huracanados de Saffir-Simpson, con una fuerza mínima del viento de 209 kilómetros por hora. 

Luisiana declaró el estado de emergencia en previsión de la tormenta.

Las autoridades ya han ordenado evacuaciones obligatorias fuera de las áreas protegidas por diques de Nueva Orleans y pueblos costeros propensos a inundaciones en la costa del estado, como Grand Isle. 

“La gente está empacando y saliendo en este momento”, dijo Scooter Resweber, jefe de policía en Grand Isle, a medios locales. “Sabemos que esto va a ser importante”. 

La declaración de estado de emergencia, aprobada por el presidente Joe Biden, canalizará fondos federales suplementarios y ayuda al estado sureño para reforzar sus esfuerzos de preparación y respuesta ante emergencias. 

El huracán tocó tierra el viernes por la noche en el oeste de Cuba con categoría 1, con vientos máximos sostenidos cercanos a 128 km por hora. 

La tormenta derribó árboles, dañó techos y provocó la caída de líneas eléctricas, causando cortes generalizados de energía, informó el sitio web del diario oficial Granma.

“Prepararse para lo que venga”

“Ahora es el momento de que los habitantes de Luisiana se preparen”, tuiteó el gobernador del estado, John Bel Edwards, y pidió a los residentes que “estén preparados para lo que venga”. 

Mientras tanto, el huracán de categoría 1 “Nora” se acercaba al estado de Jalisco, en la costa central del Pacífico mexicano, dijo el NHC, que advirtió sobre “inundaciones repentinas y deslizamientos de tierra que amenazan la vida”. 

La semana pasada, una rara tormenta tropical azotó la costa noreste de Estados Unidos, dejando sin electricidad a miles de habitantes, arrancando árboles y provocando lluvias de un volumen récord. 

Los científicos han advertido sobre un aumento en la cantidad de ciclones fuertes a medida que la superficie del océano se calienta debido al cambio climático, lo que representa una amenaza cada vez mayor para las comunidades costeras del mundo.