¡Al infinito y más allá! La Sonda Parker de la NASA toca la atmósfera del Sol
La NASA la sonda espacial Parker para estudiar el Sol | EFE

En películas de ciencia ficción acercarse al Sol es más probable que en la realidad, explorarlo no resulta nada sencillo debido a las circunstancias en las que se encuentra, por lo que científicos han probado de todo para estudiar la atmósfera de esta estrella gigante y es así como una sonda espacial de la NASA tocó este astro por primera vez en la historia al volar a través de la corona del Sol y tomar muestras de partículas y campos magnéticos.

Juan América González Esparza, investigador del Instituto de Geofísica (IGf) de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), dijo que esta es una misión importante que responderá preguntas que a los científicos les ha intrigado por más de 60 años, ya que con los datos que se obtengan esperan entender por qué su atmósfera es tan caliente, uno de los cuestionamientos de la física solar aún sin respuesta.

El investigador indicó que la superficie del Sol tiene una temperatura de seis mil grados, por eso emite luz visible y en amarillo, principalmente.

“Pero su atmósfera, una capa más externa, está mucho más caliente y alcanza un millón de grados. Cómo se produce este calentamiento de la corona solar es algo que aún no tiene respuesta científica, y es relevante porque el Sol es nuestra estrella más cercana, y entender su física nos ayuda a comprender cómo es la de todas las estrellas”, explicó.

Está es la primera ocasión en que una nave se adentra en las fronteras exteriores del Sol, donde la sonda Parker Solar Probé permaneció durante cinco horas.

“Que la sonda haya tocado el Sol supone un momento culminante para la ciencia solar y una proeza extraordinaria”, indicó en un comunicado el administrador asociado de la junta de misión científica de la Nasa, Thomas Zurbuchen.

Para el científico, este logro permitirá a los investigadores conocer mejor la evolución del astro rey y sus impactos en el sistema solar, además de poder extrapolar todos los nuevos conocimientos que se obtengan a las estrellas del resto del universo.

A mediados de julio, los datos recabados por la Parker Solar Probe permitieron a los científicos establecer las primeras mediciones definitivas del campo eléctrico de nuestra estrella.

Un estudio publicado entonces ofreció detalles de su interacción con el viento solar, que es un flujo continúo de partículas energéticas emitidas por la corona solar y que puede afectar a las actividades en la Tierra, desde los satélites hasta las telecomunicaciones.

La Parker Solar Probe fue lanzada en 2018 en dirección al Sol y cada vez se fue acercando más.

El campo eléctrico del sol surge de la interacción que se genera entre protones y electrones cuando los átomos de hidrógeno se desprenden debido al intenso calor por la fusión en las profundidades del astro.

En este entorno, los electrones, con una masa mil 800 veces menor que la de los protones, salen disparados hacia el exterior, al estar menos limitados por la gravedad que los protones, pero estos, con su carga positiva, logran frenar a algunos electrones.

Con información de EFE y UNAM