Cuba, Venezuela y Bolivia condenan exclusión de países de la Cumbre de las América en EU
El presidente de Cuba, Miguel Diaz-Canel y de Venezuela, Nicolas Maduro. Foto: Ernesto Mastrascusa/EFE.

Los presidentes izquierdistas de Cuba, Venezuela y Bolivia expresaron su “rechazo” a las exclusiones en la Cumbre de las Américas y destacaron el “enorme poder que tiene la conciencia” de países latinoamericanos plantándose frente a Estados Unidos /EU), durante la cumbre del ALBA en La Habana.

“Hemos confirmado esta semana el enorme poder que tiene la conciencia latinoamericana” con “la protesta general de los gobiernos, países y pueblos de América Latina al pretendido proceso de exclusión” de Cuba, Venezuela y Nicaragua, dijo el presidente venezolano, Nicolás Maduro.

La cumbre del ALBA se realizó en medio de la renuencia de Estados Unidos de invitar, como país anfitrión, a Cuba, Venezuela y Nicaragua a la próxima Cumbre de las Américas, que se realizará del 6 al 10 de junio en Los Angeles, California. 

Desde enero, Estados Unidos dice que el “compromiso” con la democracia sería el factor para decidir quién sería invitado a esa cumbre.

Washington ya dijo que no invitará a Maduro por no reconocerlo como el legítimo gobernante de Venezuela y que tampoco convocará al presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, quien, de hecho, descartó hace dos semanas su presencia en Los Angeles, igual que lo hizo el pasado miércoles el mandatario cubano, Miguel Díaz-Canel. 

‘Errática convocatoria’ de países a la Cumbre de las Américas

En su intervención, Maduro fustigó al gobierno de Joe Biden por la “errática convocatoria” a la Cumbre de las Américas, saludando la postura del presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, quien ha asegurado que no irá a Los Angeles si no se incluye a todas las naciones de la región.

Enfundado en su clásico traje de cuello mao azul, destacó las “voces firmes y valientes como la del presidente” mexicano “que se ha plantado al levantar la voz de la verdad, de la moral, de la dignidad de todo un continente”. 

López Obrador ofreció a principios de mayo en La Habana insistir ante Biden para que no excluyera a ninguna nación. Que “cada país decida libremente si asiste”, dijo entonces.

Bolivia, Honduras, Guatemala y los países del Caribe se sumaron a la postura de López Obrador de no ir a Los Angeles si había exclusiones, mientras que Argentina y Chile abogaron por la inclusión de todos los países.

“Estados Unidos persigue adoptar documentos y conceptos injerencistas” en Los Angeles, dijo Díaz-Canel al inaugurar el encuentro en el Palacio de la Revolución. 

Con la política de exclusión, Washington busca controlar e “imponer un poder fiscalizador de la democracia”, pero “ni política, ni moralmente les corresponde tal derecho. Dicen ser promotores de la democracia (….) pero no son capaces de asegurar un espacio plural”, sostuvo el mandatario cubano.

Por su parte, el presidente de Nicaragua, en un mensaje vía remota desde Managua, dijo que Estados Unidos “está viviendo un momento de esquizofrenia, pensando que pueden dominar el planeta entero”. 

Cuba, Venezuela y Bolivia condenan exclusión de países de la Cumbre de las América en EU - cumbre-americas
Inicio de la Cumbre de las Américas. Foto: @DiazCanelB/Twitter.

México, ‘negociador de buena fe

Analistas han advertido que la cumbre de Los Angeles se ha convertido en un fiasco antes de comenzar, por los reclamos de amplia inclusión por parte países latinoamericanos.  

“La Casa Blanca está presionada por legisladores demócratas y republicanos contrarios a cualquier apertura”, dijo a la AFP Michael Shifter, expresidente de la ONG Diálogo Interamericano, quien alertó que México y otros países “amenazan con boicotear” el encuentro.

El senador republicano Marco Rubio, cubano-estadounidense y crítico de los izquierdistas latinoamericanos, instó el jueves a Biden a no dejarse “intimidar” por México para invitar a una “trifecta de tiranos”.

Pero tres destacados legisladores demócratas, entre ellos Gregory Meeks, presidente de la Comisión de Asuntos Exteriores de la Cámara de Representantes, advirtieron que las exclusiones “podrían socavar la posición de Estados Unidos en la región”.

En una carta dirigida a Biden, Meeks y los representantes Jim McGovern y Barbara Lee dijeron que invitar a Cuba, Nicaragua y Venezuela no sería “un respaldo” a sus ideologías, sino que demostraría que Estados Unidos es un “negociador de buena fe” en el hemisferio. “Una política de compromiso dará resultados más fructíferos que una política continua de aislamiento”. 

La cumbre del ALBA concluyó con una declaración conjunta de “rechazo a la exclusión, arbitraria, ideológica y políticamente motivada”.

El foro, impulsado en 2004 por el fallecido Hugo Chávez, está integrado por Cuba, Venezuela, Nicaragua, Bolivia, San Cristóbal y Nieves; Dominica, Antigua y Barbuda, Santa Lucía, San Vicente y Granadinas, y Granada.

Al término del encuentro los participantes posaron para la foto de familia con Díaz-Canel, Arce y Maduro que saludaron sonrientes y sin corbata haciendo la V de la victoria en las escaleras del Palacio de la Revolución.  

Con información de AFP