Jefe de la policía es suspendido luego críticas por su actuación en el tiroteo de Uvalde
El tiroteo de Uvalde es uno de los ataques en centros educativos de Estados Unidos más mortíferos de los últimos años. Foto: EFE

Pete Arredondo, jefe de la policía en Uvalde, Texas, fue suspendido de sus funciones luego de las diversas críticas contra su actuación y las acusaciones sobre su presunta lenta respuesta durante el tiroteo en la escuela primaria, en el que fallecieron 19 estudiantes y dos maestras, el pasado 24 de mayo.

Hal Harrell, superintendente del Distrito Escolar Independiente Consolidado de Uvalde, confirmó la noticia y destacó que se puso en licencia administrativa al jefe de la policía tras los hechos en el tiroteo de Uvalde, con goce de sueldo, por lo que temporalmente el teniente Mike Hernandez tomará su lugar.

No explicó por qué decidió apartar a Arredondo, pero citó la falta de información sobre cuándo podrán llegar los resultados de la investigación que se está llevando a cabo sobre la respuesta policial al tiroteo del 24 de mayo en la escuela primaria de Robb en Uvalde.

“Debido a la falta de claridad que permanece y la falta de una estimación sobre cuándo recibiré los resultados de la investigación, he tomado la decisión de poner al jefe Arredondo en baja administrativa de manera efectiva en este día”, dijo Harrell en su comunicado.

Las críticas hacia la actuación policial durante la masacre en la escuela primaria no dejan de aumentar desde que se produjo el suceso y el gobierno de Estados Unidos anunció que llevará a cabo una investigación sobre el asunto.

Jefe de la policía es suspendido luego críticas por su actuación en el tiroteo de Uvalde - jefe-policia-tiroteo-Uvalde-efe
Captura cedida por The Texas Tribune de un video grabado a las 12:04 p.m. (hora local) del 24 de mayo donde aparecen unos policías armados esperando en un pasillo de la Escuela Primaria Robb en Uvalde. Foto: EFE/The Texas Tribune

Según el diario Austin Statesman y el canal KVUE-TV, los oficiales habrían esperado cerca de una hora, pese a que las puertas al parecer nunca estuvieron cerradas.

“Múltiples oficiales estaban dentro de la escuela primaria Robb con rifles y al menos un escudo balístico a las 11:52 (hora local) del día del tiroteo, muestra un nuevo video y otras pruebas. No entraron al salón de clases por otros 58 minutos”, aseguró el periodista investigativo Tony Plohetsk, que trabaja para ambos medios.

Las imágenes se suman a las quejas de padres que, desde el mismo día de la masacre, suplicaron a los agentes que entraran a la escuela y han cuestionado desde entonces la demora de las autoridades para hacerlo.

Las investigaciones señalan que pasaron al menos 77 minutos entre la entrada del autor del tiroteo, Salvador Ramos, de 18 años, y su muerte, abatido por los oficiales.

Los investigadores creen que Ramos no pudo haber cerrado la puerta de la clase.

Los oficiales en el pasillo querían entrar de inmediato a las aulas 111 y 112, que estaban interconectadas, y donde incluso estaba la hija de un oficial, pero no estaba claro quién se encontraba a cargo.

Ramos pedo entrar a la escuela sin problemas con un fusil un AR-15 después de disparar en la cara a su abuela en su residencia.

Un agente especial que llegó a la escena, unos 20 minutos después del despliegue inicial, preguntó a los policías: “¿No saben si hay niños allí?”. Y agregó: “Si hay niños allí, debemos entrar allí”.

“Quien esté a cargo lo determinará”, fue la respuesta que tuvo, detalló el Texas Tribune.

Después de ese comentario, pasó casi otra hora antes de que un equipo táctico de la Patrulla Fronteriza rompiera las puertas del salón de clases y matara al pistolero.

Las autoridades compartieron información contradictoria sobre quién estaba a cargo, quién confrontó al tirador y en qué momento.

En medio de la polémica está el jefe de Policía de las escuelas de Uvalde, Pete Arredondo, quien aseguró que las puertas sí estaban cerradas y a la espera de una llave maestra.