Chile va contra deudores alimentarios: retendrá cuentas, limitará trámites…
Chile, con altos niveles de deudores alimentarios. Foto: AFP

Chile, donde el 84% de la manutención infantil no se paga, introdujo un registro nacional de padres deudores alimentarios, que ahora corren el riesgo de que les retengan fondos bancarios e incluso que les impida hacer trámites en el servicio público.

La medida del Registro Nacional de Deudores de Pensiones de Alimentos abre una “ventana de esperanza” para miles de madres que han tenido que sacar adelante a sus familias solas.

El registro busca facilitar la identificación de padres con deudas de pensión de alimentos por tres meses consecutivos o cinco discontinuos. A ellos se les impondrán sanciones para garantizar el pago, como retenerles el dinero de la devolución de impuestos o impedirles la renovación de licencias de conducir y de pasaporte. 

El Registro de Deudores está incluido en la nueva Ley de Pago Efectivo de Pensión de Alimentos, aprobada por el Congreso chileno en agosto y que entrará en vigor en seis meses.

La ley permitirá también que se retengan los fondos de las cuentas bancarias de los deudores. Si no hay dinero en las cuentas se podrá solicitar hasta el 50% de los fondos de jubilación.

Los padres que en Chile adeudan pensiones son llamados irónicamente “papitos corazón” y entre este grupo llegó a figurar el excandidato a la presidencia Franco Parisi, quien logró el tercer lugar en la primera vuelta electoral en noviembre del año pasado. 

Parisi, de 55 años, hizo campaña desde Estados Unidos sin poner un pie en Chile, donde pesa en su contra una demanda de su exesposa por deuda de pensiones alimenticias.

En Chile un 49.3% de los hogares es sostenido económicamente por las madres. Antes de la entrada en vigor de la normativa, unos 72 mil menores acumulaban deudas por el pago de su manutención mensual.

Los datos oficiales muestran que nueve de cada 10 deudores alimentarios son hombres en Chile.

La inscripción en el registro será electrónica y ordenada por un tribunal de familia. Para salir de él se tendrá que pagar la deuda o suscribir un acuerdo.

Para garantizar el pago, se podrá utilizar el dinero por la venta de algún inmueble o vehículo. En el caso de los empleados públicos, al deudor se le retendrá un porcentaje de su sueldo. Si está en el registro, no podrá ascender de cargo.

-Con información de AFP