ONG´s suspenden trabajos a mujeres tras veto de talibanes
Foto: Daniel Leal / AFP

Varias ONG internacionales anunciaron la suspensión de labores en Afganistán después de que el régimen Talibán prohibiera a las mujeres trabajar en este tipo de organizaciones.

Organizaciones como el Comité Internacional de Rescate (IRC) también anunciaron poco después que suspendía sus actividades en Afganistán, subrayando que 3 mil de sus 8 mil empleados eran mujeres.

“Si no estamos autorizados a emplear a mujeres, no estamos en capacidad de prestar servicios a quienes lo necesitan”, dijo en un comunicado esta organización presente en Afganistán desde 1988.

Organizaciones como Save the Children, el Consejo Noruego para los Refugiados y CARE Internacional declararon la suspensión de programas y que exigen que hombres y mujeres puedan continuar en igualdad de condiciones con su “ayuda para salvar vidas en Afganistán”.

Quejas por el velo islámico
En Afganistán, las mujeres están obligadas a cubrirse el rostro y el cuerpo entero. En la misiva enviada a las ONG´s, el ministerio de Economía les ordenaba dejar de emplear a mujeres bajo la amenaza de perder su autorización para poder trabajar en el país.

Justificaba la decisión en que había recibido “quejas” de que las mujeres que trabajaban en estas organizaciones no respetaban el uso del velo islámico llamado hiyab.

Hace menos de una semana fueron vetadas de las universidades del país por “no respetar” el código de vestimenta. Y desde marzo, tampoco pueden acudir a las escuelas secundarias.

Las mujeres también están excluidas de numerosos empleos públicos y no pueden viajar sin la compañía de un pariente varón. Los talibanes les prohibieron igualmente acceder a parques, jardines, gimnasios y baños públicos.

ONG´s no quieren abandonar Afganistán

Decenas de ONG´s y altos cargos de la ONU que operan en Afganistán se reunieron este 25 de diciembre para abordar la situación.

“Si (las autoridades) no están en condiciones de revocar esta decisión (…), será muy difícil continuar y proporcionar ayuda humanitaria de manera independiente y justa, porque la participación de las mujeres es muy importante”, declaró el coordinador humanitario de la ONU para Afganistán, Ramiz Alakbarov.

Según la ONU y las agencias de cooperación, más de la mitad de los 38 millones de habitantes del país necesitarán ayuda humanitaria durante el duro invierno.

“Este último retroceso flagrante de los derechos de las niñas y las mujeres tendrá consecuencias de gran alcance para la prestación de servicios de salud, nutrición y educación a los niños”, tuiteó el domingo el director regional de Unicef, George Laryea-Adjei.

Con información de AFP