‘Ser homosexual no es un delito, pero sí pecado’, dice el papa Francisco
El papa Francisco dijo a The Associated Press que “Ser homosexual no es un delito”, pero sí "un pecado". Foto: Claudio Peri/EPA/EFE.

Como parte de sus críticas a los países que criminalizan a la población LGBT+, el papa Francisco sostuvo que “ser homosexual no es un delito”, pero sí un “pecado”.

“No es un delito. Sí, pero es pecado. Bueno, primero distingamos pecado por delito. Pero también es pecado la falta de caridad con el prójimo (…) cada hombre y cada mujer tiene que tener una ventana en su vida donde pueda buscar su esperanza y ser homosexual no es un delito, es una condición humana”, señaló a la agencia de noticias estadounidense The Associated Press.

Asimismo, el pontífice calificó las leyes de algunos países que criminalizan la homosexualidad como “injustas”, ya que dijo que Dios ama a todos tal y como son.

El papa Francisco atribuyó esas acciones a contextos culturales: “Son culturas en un Estado y los obispos en ese lugar, si bien son buenos obispos, forman parte de la cultura y algunos tienen la mente todavía en esa cultura”.

En ese sentido, el papa pidió a los obispos católicos que apoyan esas leyes que reciban a las personas de la comunidad LGBTQ+ en la Iglesia.

'Ser homosexual no es un delito, pero sí pecado', dice el papa Francisco - LGBTIQ-Cuartoscuro
El papa pidió a los obispos de la Iglesia católica acoger a las personas de la comunidad LGBTQ+ en la Iglesia, pues dijo a AP que “ser homosexual no es un delito”. Foto: Michael Balam Chan/Cuartoscuro.

“También los obispos tienen su proceso de conversión. Entonces, los obispos están abiertos ayudar no solo con esto, sino con otros problemas, pero ternura, por favor, ternura, como la tiene Dios con cada uno de nosotros”, expresó el martes 24 de enero a la agencia AP.

Con anterioridad, el Vaticano ha insistido que para la doctrina de la Iglesia católica la homosexualidad es “un pecado” y que los sacerdotes no pueden bendecir esas uniones.

En un texto divulgado en 2021 por la Congregación para la Doctrina de la Fe, la institución encargada de preservar el dogma católico, abordó el tema a través de una pregunta que muchos católicos se hacen: “¿La Iglesia dispone del poder para impartir la bendición a uniones de personas del mismo sexo?”

La respuesta de la institución fue tajante: “Se responde negativamente”.

En un documento firmado por el cardenal Luis Ladaria, prefecto de la congregación, conocida en el pasado como el Santo Oficio de la Inquisición, se advierte que “en algunos ambientes eclesiales se están difundiendo proyectos y propuestas de bendiciones para uniones de personas del mismo sexo”.

“No es lícito impartir una bendición a relaciones, o a parejas incluso estables, que implican una praxis sexual fuera del matrimonio (es decir, fuera de la unión indisoluble de un hombre y una mujer abierta, por sí misma, a la transmisión de la vida), como es el caso de las uniones entre personas del mismo sexo”, precisa el texto.

El documento recuerda que para la Iglesia, “Dios nunca deja de bendecir a sus hijos”, pero “no bendice ni puede bendecir el pecado”, insiste la entidad. 

El texto fue aprobado por el papa Francisco, cuya posición sobre la homosexualidad es menos tajante. Una muestra de ello es que ha asegurado que “las personas homosexuales tienen derecho a estar dentro a una familia” y que deberían tener derecho a estar cubiertos legalmente, lo que desató controversia.

'Ser homosexual no es un delito, pero sí pecado', dice el papa Francisco - papa-francisco
El papa Francisco durante en la plaza de San Pedro del Vaticano. Foto: Ettore Ferrari/EFE.

La frase que provocó la ira de los sectores más conservadores, entre ellos varios obispos y cardenales, y a su vez elogios por parte de las asociaciones de defensa de las personas LGBT+, que consideraron histórica su apertura.

El Vaticano precisó luego que Francisco no había cuestionado el dogma del matrimonio entre un hombre y una mujer, y que se refería a las leyes adoptadas por los Estados.

-Con información de AFP