Ricardo Anaya dejó México el 5 de julio, asegura Migración
Ricardo Anaya durante un evento público. Foto: Ricardo Anaya/Facebook.

Ricardo Anaya abandonó el país desde hace al menos dos meses, informó el Instituto Nacional de Migración (INM).

Mediante una tarjeta informativa, el organismo detalló que el excandidato presidencial salió el país el pasado 5 de julio, a bordo de un vuelo privado que partió desde el Aeropuerto Internacional de Reynosa, Tamaulipas.

A la par, aseguró que ninguna autoridad ha solicita la emisión de una alerta migratoria para localizarlo. 

El 26 de agosto, el juez de control del Centro de Justicia Penal Federal en el Reclusorio Norte difirió la audiencia en la que estaba programada la comparencia del también exdirigente del Partido Acción Nacional (PAN), al asegurar que no tuvo acceso a la carpeta de investigación y porque no se encuentra en territorio nacional.

El panista se presentó este jueves ante un juez federal, a través de videoconferencia, por los sobornos que supuestamente recibió en el caso Odebrecht, pero el juez resaltó que para ello debe encontrarse en territorio nacional.

Por ello aplazó la audiencia en la que la Fiscalía General de la República (FGR) lo buscaba imputar por cohecho, asociación delictuosa y lavado de dinero.

El excandidato presidencial dijo en días pasados que dejaría el país para evitar ser detenido y acusó que es víctima de una persecución política ordenada por el presidente Andrés Manuel López Obrador.

La FGR detalló este lunes que la investigación contra Ricardo Anaya se basó en las declaraciones de Emilio Lozoya, exdirector de Petróleos Mexicanos (Pemex) y otros testigos, así como en diversas diligencias por el caso Odebrecht, en el que la empresa habría entregado 10 millones de dólares para sobornos con el fin de que se aprobara la Reforma Energética en el sexenio de Enrique Peña Nieto.

Los recursos le habrían sido entregados al panista en la misma Cámara de Diputados en 2014 a cambio de su voto a favor de los cambios constitucionales que abrieron el sector energético a la inversión privada.

Ricardo Anaya ha negado las acusaciones, ha argumentado que su voto a favor lo hizo convencido en la reforma peñista y sostiene que ya no era diputado en la fecha en la que la FGR acusa que se entregaron los pagos ilegales.