Carlos Treviño no acude a audiencia; “no hay condiciones para un juicio justo”, sostiene
Carlos Treviño durante una comparencia en la Cámara de Diputados. Foto: @CarlosATrevinoM/Twitter.

Carlos Treviño, exdirector de Petróleos Mexicanos (Pemex), no se presentó a la audiencia en su contra, al asegurar que no existían las condiciones legales necesarias para garantizarle un juicio justo. 

La defensa del funcionario durante la administración de Enrique Peña Nieto envió un escrito al juez en el que explicó las razones por las que no acudió al Centro de Justicia Penal Federal de Almoloya de Juárez, en el Estado de México.

De acuerdo con un escrito difundido por medios nacionales, Treviño aseguró que “no están dadas las condiciones de legalidad y seguridad jurídica necesarias para que se lleve a cabo un juicio justo“.

Añadió que “asistir a la audiencia implicaría, por un lado, consentir que su señora es legalmente competente para conocer de los hechos que se pretender imputar a mi defendido sin esperar a que esta cuestión se resuelva legalmente“.

La defensa también argumentó que está a la espera de la resolución de un amparo interpuesto para cambiar al juez.

En la audiencia, la Fiscalía General de la República (FGR) buscaba imputar a Carlos Treviño los delitos de asociación delictuosa y operaciones con recursos de procedencia ilícita.

Previo a la cita, Oscar Zamudio, abogado del extitular de Pemex, declaró que no existían condiciones para la audiencia, ya que la FGR no comunicó con tiempo la audiencia y “omitió darles los registros a la investigación con la oportunidad debida para que pudiera presentarse a la audiencia prepadado”.

El 25 de agosto, el juez del Centro de Justicia Penal Federal de Almoloya de Juárez, en el Estado de México, aplazó la audiencia de Treviño, luego de que la defensa del exfuncionario alegara que no contaba ni conocía la carpeta de investigación correspondiente.  Por ello, el juzgador fijó al 7 de septiembre como nueva fecha para la audiencia. 

Treviño es acusado por Emilio Lozoya Austin, exdirector de Pemex, de recibir sobornos para aprobar las reformas estructurales impulsadas por el gobierno de Peña Nieto, entre el 17 y el 20 de septiembre de 2014.

Según los dichos de Lozoya, Treviño recibió 4 millones de pesos en sobornos. Además, sobre el extitular de Pemex en 2017 derivada de la denuncia de Norberto Gallardo Vargas, militar del Estado Mayor Presidencial, quien aseguró que le entregó un portafolio con 4 millones de pesos. 

Tras los señalamientos, el exdirector de Pemex los negó y aseguró que durante su paso por la administración pública sirvió “de manera honorable y honesta todo el tiempo“.

“Nunca tuve que ver con las reformas estructurales. Es una pena como Lozoya pretende usar el criterio de oportunidad, sin embargo el acusado es él y los señalamientos se acompañan con pruebas, como en su momento lo hicimos denunciando ilícitos en Pemex”, aseguró en su cuenta de Twitter.