Carlos Ahumada amenaza con más videoescándalos: ‘Ya déjenme en paz’
¿Más videoescándalos en puerta? Foto: Captura de pantalla

El empresario Carlos Ahumada amenazó con publicar más “videoescándalos” de funcionarios del gobierno de Andrés Manuel López Obrador (AMLO), luego de que se anunciara que Argentina autorizó extraditarlo a México.

No quiero dar a conocer más videos, toda la información que tengo sobre muchos funcionarios actuales del gobierno de México”, dijo  en entrevista para Manuel Feregrino en Radio Fórmula.

“No quiero hablar de Thalía Lagunes, oficial mayor actual de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público; no quiero hablar de Reyna Basilio, jefa de compras actual de Pemex; no quiero hablar ni dar información sobre Horacio Duarte, director general de Aduanas y así puedo seguir”, enumeró el empresario.

Las fiscalías General de Justicia de la Ciudad de México (FGJCDMX) y General de la República (FGR) anunciaron que un juzgado de Buenos Aires autorizó la entrega de Carlos Ahumada por el delito de fraude.

Las autoridades mexicanas buscan traer al empresario de origen argentino y naturalizado mexicano para que concluya su condena de 5 años por el incumplimiento de sus empresas en contratos de obra pública para las entonces delegaciones Tláhuac y Gustavo A. Madero.

Ahumada ya estuvo más de tres años en prisión y se busca que a su llegada a México sea recluido 1 año 3 meses y 23 días que le faltan luego de que un juez lo liberara en 2007 al considerar que no había pruebas y de que un tribunal ratificara la condena.

Ya déjenme, por favor, en paz. Muchos de ellos fueron a mis oficinas y blah, blah, blah”, sostuvo el empresario.

Ahumada pidió a la fiscal capitalina Ernestina Godoy investigar al ministerio público Jesús Alfonso Campos Torres debido a que le pidió dinero para cerrar el caso en su contra.

“Que mande llamar a este fiscal y le pregunte que en 2018 con quién se reunió… en el café de Plaza Inn y para qué se reunió, si el motivo de su reunión no fue mandarme decir que si yo le ayudaba a poner un restaurante, dándole dinero, la causa se terminaba”, sostuvo.

Carlos Ahumada saltó a la fama en 2004 a raíz de los llamados “videoescándalos”, la difusión de imágenes que lo mostraban sobornando a servidores públicos cercanos a López Obrador, como René Bejarano y Carlos Ímaz.

El empresario, dedicado a la minería, la construcción y el fútbol, fue detenido ese año en Cuba y extraditado a México, donde fue liberado en 2007. Desde la isla acusó que los videos formaron parte de una campaña orquestada por Diego Fernández de Cevallos y Carlos Salinas de Gortari para frenar el avance de López Obrador, quien entonces buscaba su primera candidatura presidencial.