Emilio Lozoya gana amparo por caso Odebrecht; UIF lo impugna
Foto: Tomada de internet.

Emilio Lozoya, exdirector de Pemex, ganó un amparo contra el fallo de prisión preventiva justificada por el caso Odebrecht, por lo que este miércoles 26 de enero, se realizá otra audiencia para que el juez de control dicte, otra vez, una medida cautelar, de acuerdo con la agenda de audiencias del Consejo de la Judicatura Federal.

Sin embargo, la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público informó que de inmediato acudió a impugnar este fallo.

“(La UIF) está presentando amparo contra la revocación de un tribunal unitario, respecto a la resolución de prisión preventiva de Emilio “N”, dictada por el juez en el proceso de Odebrecht. Dicha revocación del tribunal unitario es solo para el efecto de que el juez dicte nueva resolución; no obstante, la UIF solicita la suspensión por la vía del amparo”, informó la unidad.

La decisión del Tribunal Unitario indica que se deberá reponer el proceso para que el juez de control, Artemio Zúñiga Mendoza, vuelva analizar si queda libre o no, ya que podrá emitir una medida diferente a la prisión preventiva justificada que le impuso hace dos meses, o ratificarla.

Esta misma semana, un Tribunal Unitario ordenó dejar sin efecto la medida de prisión preventiva justificada dictada a Lozoya Austin por el caso de la compra a sobreprecio de la planta de Agronitrogenados

En el amparo, el tribunal pidió al juez de control, Artemio Zúñiga dejar sin efecto la prisión preventiva justificada y colocar un brazalete electrónico al exfuncionario.

Sin embargo, la UIF también impugnó el fallo del Tribunal Unitario, por lo que no podría salir del Reclusorio Norte, hasta que se emita una nueva sentencia.

En el caso de Odebrecht, Petróleos Mexicanos también puede apelar si el juez Zúñiga decide cambiar las medidas cautelares de Emilio Lozoya, pero continuaría en prisión por el caso de Agronitrogenados.

El exdirector de Pemex, en la administración de Enrique Peña Nieto, enfrenta cargos por cohecho, lavado de dinero y asociación delictuosa y por dos años gozó de libertad condicional con un brazalete de localización al estar sujeto a un criterio de oportunidad para darle información a la Fiscalía General de la República (FGR) sobre otros exfuncionarios.

Sin embargo, en noviembre de 2021, la FGR solicitó la prisión preventiva justificada, argumentando que Lozoya tenía la posibilidad económica de huir del país.