Acusaciones de pactos con la delincuencia e inseguridad marcan el debate de candidatos en Tamaulipas
El primer debate en Tamaulipas se llevó a cabo el domingo. Foto: Captura de pantalla / Youtube @Instituto Electoral de Tamaulipas.

El Instituto Electoral de Tamaulipas )IETAM) celebró este domingo el primer debate entre los candidatos a la gubernatura del estado que se disputarán en los comicios del próximo 5 de junio.

En el debate, César Verástegui Ostos, quien es abanderado del PAN, PRD y PRI, dijo nunca haber pactado con delincuentes y acusó a Américo Villarreal Anaya, de Morena, de sí haberlo hecho.

“Yo sí le apuesto a lo que he hecho durante toda mi vida, jamás he pactado con la delincuencia como él (Américo). Que diga si pactó con los (hermanos Sergio y Julio César) Carmona y si le depositó dinero en otro país”, dijo Verástegui Ostos en relación a los hermanos acusados por supuesta venta de combustible robado.

“Quiero decirle a Américo, qué ingrato negar a Sergio Carmona cuando hay fotos con él en su casa, siempre lo patrocinó, que diga que compromisos hizo para sacar la elección de Sinaloa y si voló en sus aviones”, apuntó.

Sobre ese tema, el candidato de Morena aseguró que el gobierno actual de Tamaulipas hizo contratos con el empresario Sergio Carmona, pero se incumplieron.

Por su parte, Arturo Díez Gutiérrez, de Movimiento Ciudadano (MC), invitó a los otros dos candidatos a recorrer la zona de La Ribereña, considerándola importante por el tema de seguridad.

“Invito a los dos a que vayan a La Ribereña a dar abrazos, ver cómo les va. Fui el único en ver y hay personas dolidas por el tema de seguridad, familia desechas que dejaron sus propiedades, irse a otros estados, he visto los rostros de niñas y niños que perdieron a sus padres por culpa de la violencia y familias desesperadas. Haremos región, platicando con Nuevo León y Texas para generar fuentes de empleo y que nuestros jóvenes sin oportunidades”, dijo el candidato de MC durante el debate moderado por la periodista Ana María Lomelí.

Sobre la inseguridad, Américo Villlarreal atribuyó la mejora en los índices delicitvos a la estrategia federal y no al gobierno estatal.

“Cuando entró el Ejército, Marina, Guardia Nacional ha bajado los índices delictivos, el mérito es de ellos y no del estado”, dijo.

A su vez, el candidato panista sostuvo que en el gobierno actual hay un antes y un después en ese tema.

“Hay que tener memoria para no repetir la historia, hay un antes y un después, cómo olvidar aquellos años de terror, dolor, angustia, secuestro y extorsión, hoy hemos recuperado carreteras”, apuntó.

Sobre el sector salud, Díez Gutiérrez reclamó a Américo Villarreal, como parte de Morena, las carencias en el sector salud y medicamentos para niños y mujeres con cáncer en el estado.

“Todos los hospitales en el estado tienen la falta de atención médica de medicamentos para niños con cáncer y para las mujeres. En Tamaulipas, la salud está peor que nunca y hay que nombrar a los responsables de esta situación”, señaló.

Mientras tanto, Villarreal Anaya aseguró que en el estado solo hay dos alternativas: “seguir como estamos o que llegue la esperanza en Tamaulipas”.

Tras el debate, el presidente de Coparmex, Mario Flores Pedraza, criticó la falta propuestas y señaló que estuvo lleno de acuaciones entre los candidatos.

“Nos dimos cuenta que durante el debate hubo muchas descalificaciones entre ellos mismos, hubiésemos esperado a que los candidatos se hubieran abocado más a hablar de sus proyectos para los próximos seis años, y no de descalificaciones como lo hicieron los tres” comentó Flores Pedraza a Multimedios.

“Los tres atacaron, los tres estuvieron centrados en los otros candidatos, y eso no ayuda a que la ciudadanía veamos los proyectos que tienen, en los debates se deberían de debatir ideas, no descalificaciones entre ellos, por eso creemos que quedó a deber el debate”, agregó.