AMLO: Gobernar con decretos y acuerdos no es autoritario
El presidente López Obrador durante su conferencia de prensa matutina. Foto: EFE.

El presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) rechazó que gobernar con decretos o acuerdos no es autoritario sino una herramienta que le permite la ley, y que el Poder Judicial determinará si son constitucionales sus medidas.

López Obrador informó apenas ayer que buscará que la Guardia Nacional esté bajo el control de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), para lo cual firmará un acuerdo, luego de que los legisladores de oposición anunciaron que no avalarán la reforma constitucional que lo permitiría.

Para empujar sus proyectos, como el Tren Maya, el mandatario dio luz verde a un acuerdo que los cataloga como de “seguridad nacional”, con lo que ha podido seguir su levantamiento pese a los amparos interpuestos, interrogado si este tipo de medidas son autoritarias, el presidente lo negó.

No, si hay una violación a la Constitución, está el Poder Judicial (…) que ya no depende del presidente. Antes el poder de los poderes era el presidente, ahora ya no es así”, dijo el mandatario en su conferencia mañanera de este martes 9 de agosto, desde Palacio Nacional.

López Obrador dijo que en caso de que la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), a donde la oposición anunció que acudirá, anule su medida, al menos se dejará un precedente.

“Si en el peor de los casos se detiene, queda el precedente para que el día de mañana no puedan decir que no se cuidó y se echó a perder la Guardia Nacional porque debió estar inscrita dependiendo de una institución fuerte como la Secretaría de la Defensa”, argumentó ante una posible desintegración del cuerpo de seguridad en un nuevo gobierno, como la que materializó el suyo con la Policía Federal, creada en la administración de Felipe Calderón, su adversario político, a la que acusó de haberse corrompido.

El mandatario se lanzó también en contra de los partidos PRI-PAN-PRD que han descartado aprobar las reformas constitucionales que plantee López Obrador, como ya lo hicieron con la reforma eléctrica, pues sin su apoyo no se logra la mayoría calificada para modificar la Carta Magna.

“Los conservadores están en huelga, no legislan, no están trabajando, ojalá no cobraran, todo lo rechazan”, sostuvo el presidente sobre la llamada “moratoria legislativa” empujada por la oposición, a cuyos diputados y senadores ha llamado a rebelarse y apoyar sus cambios constitucionales.