Caja negra de helicóptero desplomado de la Marina será enviada a EU
El helicóptero de la Sedena se desplomó el pasado 15 de julio en Sinaloa. Imagen: Captura de pantalla.

La Secretaría de la Marina (Semar) informó que la caja negra del helicóptero que se desplomó en Sinaloa será enviada a Estados Unidos para un análisis de los últimos minutos de grabación del mecanismo. 

Esta mañana, el presidente Andrés Manuel López Obrador instruyó a la dependencia a dar a conocer el estado que guarda la investigación del accidente de la aeronave en la que viajaban 14 elementos navales que participaron en el operativo para detener a Rafael Caro Quintero,

La Marina detalló que la información de la caja negra del helicóptero que se desplomó, ya fue analizada por el fabricante y este viernes se enviará a la Junta Nacional de Seguridad en el Transporte (NTSB por sus siglas en inglés), en Estados Unidos, para un último análisis. 

Una vez que se tengan los estudios, apuntó, serán puestos a disposición de la autoridad mexicana correspondiente, para continuar con el proceso de investigación.

En un comunicado, la dependencia reiteró su “disposición absoluta para proporcionar la información requerida a fin de esclarecer este suceso”.

Esta mañana, López Obrador aseguró que “esta por informarse el dictamen que se elaboró para informar sobre el desplome del helicóptero”.

El capo conocido como “El narco de narcos” fue detenido el pasado 15 de julio en la sierra de Choix, Sinaloa, en un operativo encabezado por la Marina, tras la detención el helicóptero Black Hawk, uno de los más seguros del mundo, se desplomó en Los Mochis con 15 marinos que apoyaron en la operación, solo uno sobrevivió.

Ese día el gobierno de Estados Unidos fue le primero en vincular la muerte de los marinos al operativo para la detención de Caro Quintero y minutos después el presidente López Obrador confirmó que habían participado en el mismo.

La Marina ha descartado que el helicóptero haya sido derribado, pero pasadas las semanas no ha informado las causas de la caía de la aeronave. En entrevistas con medios, mandos navales han dicho que no han hallado indicios de disparos o explosivos en la aeronave.

Los marinos fallecidos fueron despedidos con honores en las instalaciones de la Semar, en un evento en el que no participó López Obrador.