AMLO: No persigo a ‘Alito’, el caso es de la Fiscalía de Campeche
AMLO y "Alito" en una foto de octubre de 2018. Foto: Especial

El presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) sostuvo que su gobierno no mantiene ninguna persecución contra  Alejandro Moreno Cárdenas, “Alito”, y resaltó que el asunto está en manos de las autoridades de Campeche, luego de que el líder nacional del PRI acusara que la solicitid de desafuero en su contra es una venganza del mandatario porque su partido no apoyó su reforma eléctrica.

“Es un asunto que tiene que ver con las autoridades de Campeche, es una entidad independiente, soberana, que tienen facultades para investigar y proceder. Nosotros no llevamos ninguna persecución política, a mí me pueden acusar de muchas cosas, inventar muchas cosas mis adversarios, pero no pueden decir que soy incongruente. No perseguimos a nadie”, sostuvo en su conferencia de prensa mañanera de este miércoles 17 de agosto.

Las acusaciones del también diputados federal se dieron luego de que la Fiscalía de Campeche solicitara a la Cámara de Diputados su desafuero ante la investigación que mantiene en su contra por su supuesta responsabilidad en el delitos de enriquecimiento ilícito, por la supuesta compra irregular de inmuebles en años pasados.

No es la primera vez que Alito acusa una persecución de AMLO, pues en reiteradas ocasiones ha acusado que el mandatario ha ordenado una venganza ante su oposición a negociar las reformas que ha enviado al Congreso, entre ellas la que permitiría la administración de la Guardia Nacional a la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena).

En este contexto, la gobernadora de Campeche, Layda Sansores, ha difundido audios en los que se escucha a “Alito” hablar de supuestas triangulaciones de recursos para la venta de terrenos, apoyos irregulares para campaña y denostaciones contra medios de comunicación y presuntas coberturas a modo por parte de periodistas. El último de ellos este martes, luego de una pausa de cuatro semanas por orden de un juez ante un juicio de amparo promovido por el priista.

A las acusaciones de parte de la Fiscalía de Campeche, se suma la embestida de Morena y sus aliados en la Cámara de Diputados. El martes, antes de que se presentara la solicitud de desafuero en su contra, los diputados de Morena y sus aliados le hicieron el vacío a “Alito”, a quien la semana pasada destituyeron como presidente de la Comisión de Gobernación. La mayoría morenista no se presentó a la reunión de esta semana y la comisión no pudo sesionar por falta de quórum. En respuesta, el priista dijo que se expulsaría a tres diputados más de la comisión, por inasistencias, luego de que la semana pasada expulsó al petista Gerardo Fernández Noroña por lo mismo.

Ante estos dos últimos hechos, el grupo parlamentario del PRI en la Cámara de Diputados manifestó su respaldo a su legislador y dirigente nacional.

“Es claro que la solicitud de desafuero es parte de la venganza de Morena por no aprobar sus reformas a modo”, acusó la bancada priista encabezada por Rubén Moreira.